Preside Venezuela un conductor de autobús (Fotos)

Lo único que se sabe del sucesor de Hugo Chávez, el vicepresidente Nicolás Maduro, es que era un chofer de autobuses en Caracas

El presidente Hugo Chávez designó a su vicepresidente Nicolás Maduro como su sucesor por primera vez en año y medio de combate con su enfermedad.

El presidente Hugo Chávez designó a su vicepresidente Nicolás Maduro como su sucesor por primera vez en año y medio de combate con su enfermedad.

Foto: AP
PUBLICADO: EST Dec 11, 2012 4:46 pm EST

Caracas - Los venezolanos, tanto dentro como fuera del país, viven momentos de incertidumbre debido al nuevo escenario político que se vislumbra ante la cuarta operación de emergencia que afronta el presidente Hugo Chávez para tratar el cáncer que lo aqueja.

¿Qué pasará? Esa es la pregunta que se hacen los hijos de la patria de Simón Bolívar, quienes podrían ver como la presidencia de su país pasa de manos de un exmilitar a manos de un exconductor de autobuses. Por primera vez el mismo Chávez planteó la posibilidad de que no retorne al poder, y por ello nombró como su sucesor al vicepresidente Nicolás Maduro.

Maduro es un verdadero misterio para muchos. Nadie se atreve a asegurar con exactitud cuál es su formación académica. Lo que sí se sabe, según datos de la CIA que fueron dados a conocer por varios medios locales, es que Maduro manejaba un transporte público en un popular sector de la capital, Caracas, y que era el conductor con más multas entre todos los que formaban parte de su sindicato.

La decisión de Chávez de nombrar a Maduro ha dejado a muchos insatisfechos, incluyendo a seguidores del mandatario, quienes no ven en Maduro a un verdadero heredo del comandante en jefe.

Algunos analistas consultados por la agencia AP dudan que Maduro tenga el suficiente liderazgo para contener las pugnas por el poder que hay entre los grupos civiles y militares del chavismo, y para levantar el ánimo y darle tranquilidad a los partidarios del gobernante que se encuentran muy agobiados por su recaída.

También dudan que la situación política que deja la ausencia de Chávez le permita a Maduro profundizar el modelo socialista por el gigantesco déficit fiscal y posibles ajustes en materia cambiaria, tributaria y de precios, que están en el aire tras la partida del mandatario.

Luis Vicente León, directivo de la encuestadora local Datanálisis, dijo que Maduro puede heredar el poder político, "pero definitivamente no puede heredar el carisma" de Chávez, que ha sido fundamental para mantener cohesionados a los diversos grupos que hay en el chavismo que van desde los izquierdistas civiles más radicales, los moderados, hasta las facciones militares, dijo el experto.

"Hay que ver cómo van a reaccionar los grupos que generan resistencia a Nicolás Maduro dentro del chavismo, y esa es una información que sólo vamos a saber cuando Chávez no esté", dijo León a la AP. "Las divisiones internas podrían hacer inestable a la revolución en el futuro".

Hay tres escenarios en Venezuela

Por su parte los opositores de la Revolución Bolivariana cuestionan, más que los orígenes humildes del vicepresidente, la cuestión de que no tiene la preparación suficiente para tomar las riendas del país.

Y entonces, sin tener una formación académica, ¿cómo Maduro llegó a ser diputado, presidente de la Asamblea Nacional, canciller y ahora vicepresidente? La respuesta que muchos dan a esta interrogante es que Maduro logró escalar en esas posiciones gracias a la cercana amistad que desarrolló con Chávez desde los tiempos en que el presidente estaba preso tras la intentona de golpe de estado de 1992. Y esa amistad no sólo lo habría beneficiado a él, ya que su esposa, Cilia Flores, es actualmente la Procuradora General de la República.

En medio de esa situación han surgido innumerables interpretaciones legales sobre si Maduro puede iniciar el cuarto mandato de Chávez ante una posible inhabilitación temporal, o si se debe llamar a elecciones en 30 días en el caso de una falta absoluta del gobernante electo, tal como prevé la Constitución.

Analistas consultados por Efe consideran que la reaparición del cáncer anunciada por Chávez el pasado sábado y la necesidad de prever una solución en el chavismo, para el caso de que él no pueda comenzar el 10 de enero el periodo constitucional 2013-2019, dejan al país ante tres escenarios.

Uno sería que Chávez se operara, algo que ocurrió este martes, y se recuperara para poder continuar con normalidad en el poder; el segundo, que se opere pero no quede en capacidad para seguir gobernando, y un tercero, en el que el presidente no pueda superar la enfermedad.

Los dos últimos obligarían a elecciones, ya que la Constitución prevé comicios en 30 días tanto si el presidente no puede asumir como si fallece en los cuatro primeros años del mandato.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

NOTICIAS