Una difícil decisión

El Dr. Raymundo Romero, oncólogo del Centro de Cáncer Cecilia González de La Hoya, revisa unas radiografías de seno.

El Dr. Raymundo Romero, oncólogo del Centro de Cáncer Cecilia González de La Hoya, revisa unas radiografías de seno.

Foto: La OpiniónCiro César
PUBLICADO: EST May 15, 2013 3:00 am EST
Aunque Julia S. no es una actriz famosa de cine como Angelina Jolie, pero entiende muy bien por lo que está pasando. Ella también tuvo una doble mastectomía para prevenir el cáncer de seno que ha afectado a varias mujeres en su familia, incluyendo a su madre quien fue diagnosticada a la edad de 39 años.

Julia decidió quitarse los senos cuando tenía 27 años de edad al descubrir que su gen BRCA2 podría ocasionarle cáncer. Su operación, dice, la practicó la misma doctora que operó a Jolie en la misma clínica de Beverly Hills, llamada Pink Lotus Cancer Clinic.

La joven considera un gran adelanto en la lucha contra el cáncer de seno el hecho de que una artista de renombre como Jolie haya hecho pública su decisión.

"Nosotros no tenemos un novio como Brad Pitt ni los millones que ella tiene, pero estoy segura que muchas nos podemos identificar con Jolie. El cáncer de seno es una enfermedad terrible que afecta a muchas mujeres", dijo Julia.

Por la reacción que tuvo en el público el ensayo que publicó ayer Jolie en el diario The New York Times, la actriz ganadora del Oscar logró su objetivo: que las personas -especialmente las mujeres- hablaran sobre el cáncer de seno y de la mastectomía como forma de prevenirlo.

Para muchas latinas, el costo y la accesibilidad de los servicios de salud es tema de conversación, pero aún más controversial para ellas es la decisión de quitarse los pechos sin haber sido diagnosticada con cáncer.

María del Socorro Angiana, de 66 añosde edad y su hijaAlexis Castellanos, de 25, discutían ayer sobre la decisión de Jolie. Angiana cree que si no estaba un 100% segura de que contraría la enfermedad, no tenía necesidad de pasar por una operación de ese tipo.

"¿Para qué quitarse los senos sin tener nada? Yo no lo hubiera hecho", dijo Angiana.

Mientras tanto, Castellanos considera que es muy grande la posibilidad (85%) de que Jolie contragiera cáncer de seno y en este caso, y cree que sí fue una buena decisión.

"Yo tal vez sí me lo hubiera hecho si mi mamá tuviera cáncer de seno y me dijeran que es muy grande la posibilidad", agregó Castellanos, quien ayer acompañó a su madre a la clínica comunitaria St. John's Well Child and Family Center.

Para Adela Carmen la decisión de quitarse los senos es muy extrema. "¡Quitármelos sin tener nada! pues no, no lo haría. El exámen genético puede decir que tiene posibilidades, pero en realidad aún no lo tienes", dijo.

Después del examen de sangre para estudiar su ADN, a Jolie le dijeron que tenía un 85% de posibilidades de contraer cáncer de seno debido a que el gen BRCA1 está "roto". Su madre murió a la edad de 57 años a consecuencia de este tipo de cáncer.

En Estados Unidos, uno de cada tres cánceres diagnosticados es cáncer de seno. Entre las latinas, aunque la incidencia es menor, hay mayores posibilidades de que se mueran debido a la falta de acceso a a servicios preventivos como los mamogramas.

El Dr. Raymundo Romero, oncólogo del Centro de Cáncer Cecilia González de La Hoya del Hospital White Memorial, dijo que sólo un 10% de las mujeres diagnosticadas con cáncer de se deben a BRCA1 y 2.

"La mayoría de los cáncer de seno son causados por sus hábitos y el estilo de vida. La mayoría no son genéticos", aseveró el Dr. Romero.

El oncólogo no recomienda la prueba de ADN sin que exista un historial familiar de cáncer de seno y tampoco recomienda una doble masectomía a pacientes que ya han sido diagnosticadas con cáncer en uno de los senos.

"Típicamente sólo tratamos el seno afectado", dijo el Dr. Romero. En estos casos, los seguros médicos tienden a cubrir el costo de las operaciones.

En el caso de Julia, su seguro pagó cierta parte, pero aún así ella enfrentó una factura de miles de dólares por su doble mastectomía preventiva.

Cada año unas 50,000 mujeres son diagnosticadas con cáncer de seno. En el país hay alrededor de 2.5 millones de mujeres sobrevivientes de este tipo de cáncer. Anualmente mueren unas 40,000 mujeres, según estadísticas de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

 
Agrega un comentario

MÁS NOTAS