Rechazo estudiantil

El manifestante  Alex Aldama es sacado del salón donde se votó el nombramiento de Napolitano.

El manifestante Alex Aldama es sacado del salón donde se votó el nombramiento de Napolitano.

PUBLICADO: EST Jul 19, 2013 3:00 am EST

Janet Napolitano, la ex secretaria del Departamento de Seguridad de la Nación y ex gobernadora de Arizona, fue nombrada ayer como la primera mujer en ser presidenta de la Universidad de California, en medio de fuertes muestras de rechazo por parte de los dreamers que aseguran ya no se sentirán seguros al ir a clases.

"¿Cómo es posible que quien deportó a 1.5 millones de personas vaya a ser la líder la universidad?. No tiene antecedentes en educación. No consultaron a nadie para postularla. Es una decepción que los regentes hayan elegido a una persona que ha hecho tanto daño a la comunidad inmigrante", dijo Andrea Gaspar, estudiante de la Universidad de California en Irvine, quien habló apasionadamente contra Napolitano en la Junta de Regentes.

"No la queremos en la universidad. Nos puede hacer blanco y estamos preocupados", dijo Gaspar, una dreamer que más tarde fue arrestada junto con otros seis estudiantes por negarse a salir del salón donde se llevaba a cabo la junta para elegir a Napolitano. Otro estudiante fue llevado al hospital al golpearse con una silla cuando la policía intentaba desalojarlos.

"Hay un sentimiento de mucha molestia y enojo entre los estudiantes aún entre aquellos que como yo, nuestras familias no han sido impactadas directamente por las políticas de Janet Napolitano en el Departamento de Seguridad de la Nación", dijo Melissa Gamble, estudiante de UC Irvine.

Estudiantes de las minorías, afectados por las políticas de deportación masiva de Napolitano, protestaron dentro y fuera de la junta de regentes de UC en San Francisco, donde se votaba por su postulación.

Pero Napolitano no pareció inmutarse con el rechazo de estudiantes y algunos maestros. "Me siento honrada por su apoyo y buscaré trabajar con ustedes para seguir construyendo la excelencia de UC", dijo Napolitano luego de ser nombrada por los regentes quienes la seleccionaron de entre más de 300 candidatos.

La nueva presidenta de la más prestigiosa universidad pública del país, de 55 años de edad, sustituirá en el cargo a finales de septiembre a Mark G. Yudof quien ha estado en el cargo cinco años. El único regente que votó en su contra fue la estudiante de leyes de UC Irving, Cinthia Flores.

La nueva presidenta de UC tendrá un sueldo base de 570 mil dólares por año, casi el triple de lo que ganaba como secretaria del Departamento de Seguridad de la Nación. Tendrá también una ayuda anual de 8,916 dólares para pagar su auto y 142,500 dólares para sus gastos de mudanza a California. UC le pagará casa y pensión.

Al ser presentada a los medios afirmó que será una defensora de todos los estudiantes.

En un comunicado, el Centro de Políticas de los Inmigrantes expresó su preocupación porque Napolitano traiga a California el enfoque anti migratorio que utilizó al frente del DHS. "Ella supervisó el desastroso programa Comunidades Seguras que forzó a los gobiernos locales a colaborar con ellos y destruyó la confianza de las comunidades inmigrantes con las policías", dijeron.

Y si bien, dijeron, monitoreó la Acción Diferida, este programa fue adoptado en respuesta a una tremenda presión hacia el presidente Obama.

"Como gobernadora de Arizona, fue campeona del discriminatorio y defectuoso programa E-Verify que amenaza empleos y la privacidad de todos los estadounidenses", agregaron.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS