Las estampillas están bajo ataque

Josefina Delgado muestra su tarjeta de subsidios alimenticios.

Josefina Delgado muestra su tarjeta de subsidios alimenticios.

Foto: La Opinión Aurelia Ventura
PUBLICADO: EST Sep 20, 2013 3:00 am EST

WASHINGTON, D. C.— Por 217 contra 210 votos la Cámara de Representantes aprobó ayer el proyecto de ley para agricultura que recorta en 39,000 millones los fondos del Programa de Asistencia para Nutrición Suplementaria (SNAP), conocido como estampillas de comida. Más de 44 millones de personas utilizan este beneficio, un 15.4% de ellos son latinos.

En junio pasado el Senado votó una ley amplia de agricultura donde incluyó un recorte de 4,500 a SNAP, reduciendo gastos administrativos. Ahora, con el voto de la Cámara de Representantes, los líderes en ambas asambleas negociarán un acuerdo final que aúne los 2 proyectos de ley.

"El problema es cómo se negocia desde 4,500 millones a 40 mil millones. ¿Cómo obtenemos algo razonable? incluso el republicano de más alto rango en el Comité de agricultura se opone a los recortes de la Cámara Baja", dijo la líder de la minoría demócrata, Nancy Pelosi, congresista de California.

"Si no aprobamos esta ley, no habrá conferencia y no tendremos una ley de agricultura. Sé que votarán con su conciencia, pero déjenme ir a conferencia con el Senado y tener todas las opciones sobre la mesa", aseguró el presidente del Comité de Agricultura de la Cámara de Representantes Frank Lucas, republicano de Oklahoma, antes del voto.

Durante el debate varios congresistas expresaron sus dudas sobre la propuesta, sobre todo en lo que respecta a la cobertura para veteranos y niños. Los republicanos insistieron en que querían recuperar la integridad del programa y prevenir su abuso.

Según el último reporte sobre el programa publicado por el Departamento de Agricultura, más de 21 millones de hogares utilizan esta asistencia en EEUU. En particular estados con alta población hispana, registran las cifras más altas de usuarios. California (1,603,000), Nueva York (1,573,000), Texas (1,601,000) y Florida (1,659,000).

Las familias hispanas tienen un porcentaje importante en el uso de SNAP en estas zonas. En California llegan a un 29,2%, es decir 468 mil personas, mientras en Nueva York alcanzan 27,6%, lo que equivale a 435 mil.

La Oficina de Presupuesto del Congreso estimó que la legislación le quitará los beneficios a cerca de 3,8 millones de personas con bajos ingresos en 2014 y a un promedio de 3 millones cada año durante la próxima década. La mayoría republicana quiere limitar la ayuda para quienes no trabajen.

"Aquellos que serán sacados del programa incluyen algunos de los adultos más necesitados de la nación, así como muchos niños de bajos recursos, ancianos y familias que trabajan por sueldo bajos", explicó Robert Greenstein, analista del Centro para Presupuesto y Prioridades Políticas (CBPP).

"Estas provisiones eliminarán la asistencia para un amplio número de personas que quieren trabajar y están buscando empleo o que se están entrenando y no han podido encontrar un empleo en un mercado laboral débil", agregó.

SNAP otorga cerca de 133 dólares mensuales en ayuda y es el programa más grande de asistencia para prevenir el hambre a nivel doméstico en el país.

"Este es un camino equivocado, en momentos en que las familias aún están luchando para recuperarse de la recesión, deberíamos estar trabajando para fortalecer este programa, no debilitarlo", aseguró el congresista demócrata de Florida, Joe García.

La Casa Blanca anunció que recomendará vetarla cuando se les presente.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

Chica Fresh

NOTICIAS

Close Ad