Reforma Migratoria enfrenta sus retos más difíciles

Las organizaciones proinmigrantes se preparan para presionar al Senado por la reforma migratoria

Rigoberto Ramos  originario de Guatemala, en marcha del 10 de abril  en el Capitolio. Grupos de inmigrantes consideran que 'la propuesta se queda corta en algunas áreas claves'.

Rigoberto Ramos originario de Guatemala, en marcha del 10 de abril en el Capitolio. Grupos de inmigrantes consideran que 'la propuesta se queda corta en algunas áreas claves'.

Foto: AP
PUBLICADO: EST Apr 18, 2013 11:00 am EST

SACRAMENTO.— El proyecto de ley por una reforma migratoria amplia y bipartidista del Senado ya está aquí. Ahora viene la parte más difícil: hacer que la medida se apruebe, coinciden en opinar diversos grupos.

Para lograr que se convierta en ley la propuesta, organizaciones como la Alianza por una Nueva Economía Estadounidense de Nueva York planean una movilización prácticamente nacional.

"El viernes nos vamos a reunir con más de 75 universidades de 35 estados para hablar de cómo las leyes de migración impactarán nuestra capacidad para educar e innovar", dijo Jeremy Robbins, director de la Alianza por una Economía Nueva Estadounidense.

Arturo Rodríguez, presidente del Sindicato de Trabajadores Unidos del Campo (UFW), quien por décadas ha luchado por una reforma migratoria, dijo que trabajarán con el presidente Obama, sus aliados en el Congreso y la comunidad que vela por los derechos de los inmigrantes para que la ley se apruebe este año.

"Permitirá que muchos trabajadores del campo indocumentados ganen estatus legal al continuar su trabajo en la agricultura y les ofrecerá las mismas protecciones a los miembros inmediatos de su familia. Reemplazará el programa de trabajadores huéspedes H-2A con un programa fresco de visas que contiene importantes nuevas protecciones", dijo.

Para otros líderes como Reshma Shamasunder, directora del Centro de Políticas de Migración de California, con sede en Oakland, California, la histórica propuesta es un paso importante que tiene que continuar evolucionando.

"La propuesta se queda corta en algunas áreas claves: Debe incluir a todos los 11 millones de aspirantes a ciudadanos, poner un alto a las dolorosas deportaciones, sostener las visas familiares y reconocer a las familias de la comunidad gay, lésbica, transgénero y bisexual", indicó.

Para Davie Bier, un analista de política de migración con Competitive Enterprise Institute, el número de visas para trabajadores no especializados es demasiado baja y las regulaciones impondrán nuevos costos en los negocios. Hizo ver que el E-Verify necesita estándares estrictos para limitar los errores.

Entre las mejoras que se le tienen que hacer, indica Bier, está el incluir más visas para trabajadores no especializados o con poca experiencia.

"La legislación pide cuando mucho 200,000, pero el año pasado, uno de los más bajos en inmigración indocumentada cruzaron 500,000 de manera indocumentada".

Janet Murguía, presidenta del Concejo Nacional de La Raza, hizo ver que mientras la legislación progresa, trabajarán para asegurar que la legalización sea real, el cumplimiento de la ley responsable y las familias de los trabajadores protegidas. "Hemos despejado un obstáculo sustancial, pero no podemos descansar hasta que la legislación se convierta en ley", indicó.

Más que ningún otro estado California tiene mucho en juego en esta reforma migratoria ya que tiene casi tres millones de inmigrantes indocumentados. Por eso es que en los próximos meses, la presión por mejorar la legislación no cesará.

"Necesitamos que realmente cree un proceso migratorio justo y práctico", dijo Charles Sánchez, miembro del grupo Estudiantes Asiáticos Promoviendo los Derechos de los Inmigrantes a través de la Educación (ASPIRE).

Agrega un comentario

MÁS NOTAS