Dinastía de políticos en CA podría terminar en escándalo

Los cargos contra Ron y Tom Calderón amenazan a una de las más poderosas familias del estado

El senador estatal Ron Calderón (en la foto) y su hermano, el ex asambleísta Tom Calderón, enfrentan acusaciones federales de soborno, lavado de dinero, fraude que los tienen al borde de pasar el resto de sus vidas en prisión.

El senador estatal Ron Calderón (en la foto) y su hermano, el ex asambleísta Tom Calderón, enfrentan acusaciones federales de soborno, lavado de dinero, fraude que los tienen al borde de pasar el resto de sus vidas en prisión.

Foto: Archivo / La Opinión
PUBLICADO: EST Mar 9, 2014 1:45 pm EST

La dinastía de los hermanos Calderón, que en las últimas tres décadas se alternó el poder en la legislatura de California, parece ir en un tren sin frenos hacia el despeñadero político.

Los dos hermanos menores, el senador estatal Ron Calderón y el ex asambleísta Tom Calderón, enfrentan acusaciones federales de soborno, lavado de dinero y fraude que los tienen al borde de pasar el resto de sus vidas en prisión. Ambos demócratas están ahora libres bajo fianza.

"Se acostumbraron a la buena vida, y al poder político. Querían más, y sintiéndose protegidos por sus amigos ricos, traspasaron los límites de legalidad", dice Jaime Regalado, profesor emérito de Ciencias Políticas de la Universidad Estatal de California en Los Ángeles, y ex director del Instituto de Políticas Públicas Pat Brown.

"La de los Calderón es una historia de codicia política, poder y corrupción", señala el experto.

Con las manos aprisionadas por las esposas, Calderón , el senador estatal de Montebello, escuchó los 24 cargos federales en su contra por tomar casi $100 mil dólares a cambio de favores políticos en la legislatura estatal. De ninguno de ellos se declaró culpable.

Atrás quedaba la buena vida que se dio como legislador con viajes, cenas y torneos de golf, su pasatiempo favorito, en los que era usual verle fumar sus puros y vestir como un magnate. Una vida de lujo que contrastaba con la que lleva la comunidad trabajadora de la que proviene y a la que representa, Whittier y Montebello.

Los hermanos amasaron un impresionante poderío que comenzó en 1982 cuando el mayor de los hermanos Charles Calderón, considerado por los expertos, como el más inteligente de los tres, ganó una curul en la Asamblea.

El último intento de Tom Calderón por seguir en la legislatura fue en 2012. Pero fracasó por quedarse con un asiento en la Asamblea por el distrito 58. Se lo ganó la entonces activista de Bell, Cristina García. Su último cargo fue de consultor del Distrito del Agua de la Cuenca Central.

En 2012. Charles Calderón, logró que su hijo Ian se quedara con el escaño que desocupó en la Asamblea en el distrito demócrata 57.

A Ron Calderon se le vencía su periodo legislativo en el Senado este año, y recaudaba fondos para ir a la Asamblea o la Contraloría.

"Estaba desesperado, pensando en qué otro paso politico dar. Fue ahí donde empezó a recibir beneficios en exceso y a ponerse muy agresivo en ese sentido. !Se pasó!", dice el ex asambleísta de Whittier, Héctor de la Torre.

De acuerdo a un reporte de la Secretaria de Estado de 2013, en los últimos trece años, Calderón un demócrata pro empresarial, recibió regalos de los intereses especiales por $40 mil dólares, el doble de los otros legisladores.

Presionado por el líder del Senado, Darrell Steinberg, Calderón tuvo que presentar un permiso para ausentarse del Senado. Aunque dicha licencia le permite seguir cobrando su sueldo de más de 90 mil dólares al año.

Para De la Torre, es una desgracia lo sucedido con los hermanos Calderón, porque de nuevo comunidades Latinas del Este de Los Ángeles se ven envueltas en casos de corrupción como Bell, y Maywood.

"Esto nos enseña, que los latinos tenemos que estar más atentos de elegir representantes honestos", observa.

Se teme que el escándalo Calderón afecte la imagen de los políticos latinos y de los demócratas en general.

"Obviamente, los cargos son serios y el proceso está ahora en las manos del sistema judicial. Es importante notar que la mayoría de los votantes son representados por funcionarios que tabajan duro y se comportan con integridad", comenta Tenoch Flores, portavoz del Partido Demócrata en California mostrándo cautela en sus comentarios.

En febrero pasado, Charles Calderón, el hermano mayor anunció su campaña para ser juez de la Corte Superior del Condado de Los Ángeles. Lo hizo diciendo que tenía una carta de los fiscales federales que indicaban que él no es sujeto de la investigación federal que se les sigue a sus hermanos menores.

"Las posibilidades de que Charles Calderón gane esa elección en junio son difíciles después de los cargos federales en contra de sus hermanos pero le puede ayudar que hasta ahorita ni a él ni a su hijo, el asambleísta Ian los han conectado con el escándalo", dijo De la Torre.

?Para el profesor Regalado, la mayor presión lo tendrá el asambleísta Ian Calderón de 27 años quien estará bajo un fuerte escrutinio a causa de sus tíos. Este tiene elecciones para reelegirse este año.

Más aún a raíz de que una investigación del Whittier Daily News arrojó que durante su campaña para reelección como asambleísta en 2010, Charles Calderón pagó a su hijo $40 mil dólares por servicios de consultoría en un portal de Internet y promoción en las redes sociales, de las que no hay evidencia.

"Es el fin de la dinastía Calderón como la hemos visto hasta ahora. Lo demás está por verse", señala Regalado.

El juicio de los Calderón está programado para el 22 de abril.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

Chica Fresh

NOTICIAS