Estudian más recortes en Los Ángeles

El rechazo de los electores al impuesto de medio centavo afecta el presupuesto del condado de Los Ángeles

Bomberos combaten un incendio en Riverside, el 1ro. de marzo.

Bomberos combaten un incendio en Riverside, el 1ro. de marzo.

Foto: Archivo/AP/The Press-Enterprise, Terry Pierson
PUBLICADO: EST Mar 8, 2013 12:01 am EST

Las cuentas casi le cuadraban para el próximo año fiscal a Miguel Santana, jefe de la Oficina Administrativa de la Ciudad de Los Ángeles.

Se había logrado que los departamentos de la ciudad recortaran 222 millones, se iban ahorrar otros 83 millones en salarios de plazas vacantes, se estimaba un ahorro en las pensiones del 263 millones y se acordó aplazar mejoras a edificios que hubieran costado 48 millones de dólares.

Y con la supuesta aprobación de medio centavo a las ventas, la ciudad recolectaría entre 208 a 215 millones, suficiente dinero para cerrar el déficit de 1,700 millones de dólares. La ciudad tiene un presupuesto total de 7,200 millones de dólares.

Pero el 55% de los pocos votantes –sólo votaron el 16% de las personas registradas para votar- que acudieron a las urnas, decidieron que no querían más aumento a los impuestos.

Lo que hizo que ahora Santana y su equipo tengan que buscar otras opciones para cerrar el déficit de 216 millones de dólares.

Al final, las decisiones las toma el Concejo de la Ciudad en pleno y después es ratificada o rechazada por el alcalde, pero es Santana quien tiene la responsabilidad de identificar a donde pasará la tijera.

Los dos últimos días Santana ha estado en reuniones para preparar la nueva ronda de recortes a los servicios que se ofrecen en la ciudad. Un día después de las elecciones, Santana dice que ahora todo está en la mesa de posibles recortes.

El concejal Paul Koretz dijo ayer a La Opinión que tenían la esperanza de poder regresarle recursos al Departamento de Bomberos, pero que eso ahora no será posible. "Creo que posiblemente tendremos que recortar el reclutamiento de nuevos policías", agregó Koretz.

Para Jack Humphreville, autor del argumento contra la medida, este impuesto permanente estaba destinado para cubrir el aumento de los salarios de los burócratas y sus pensiones.

"Estos 200 millones de dólares hubiera servido para darle de comer más a la bestia… yo creo que Miguel (Santana) ha hecho un buen trabajo, pero creo que si quieren arreglar la situación hay otras partes a donde pueden recortar que no afecta los residentes, por ejemplo hacer que los empleados contribuyan más para su fondo de pensiones", dijo Humphreville.

Él añadió que esta derrota ayudará a que los políticos en el ayuntamiento tomen decisiones que lleven a resolver el problema del gasto público, esto incluye negociar con los sindicatos.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS