Negocian que la policía de Oakland pase a control federal

Abogados y funcionarios negocian si el Departamento de Policía de Oakland debe ser dirigido por el gobierno federal

La dirección y control del Dpto. de Policía de Oakland está en litigio.

La dirección y control del Dpto. de Policía de Oakland está en litigio.

Foto: Archivo/Francisco Barradas/El Mensajero
PUBLICADO: EST Nov 16, 2012 1:30 pm EST

OAKLAND.— Un juez federal ordenó a funcionarios de la ciudad negociar con dos abogados que quieren que el Departamento de Policía de Oakland, acosado por dificultades, sea el primero en el país en ser asumido por el gobierno federal.

El juez del distrito de EE.UU. Thelton Henderson ordenó a la administración de la ciudad de Oakland a hablar con abogados que representan a demandantes en un escándalo de corrupción policial que ocurrió hace una década.

Henderson dio a ambas partes de plazo hasta el 29 de noviembre para delinear áreas de acuerdo, informó el Oakland Tribune.

La orden se dictó una semana después de que los abogados de la ciudad de Oakland instaron al juez Henderson a mantener la policía de Oakland como está actualmente y evitar que se someta a la sindicatura federal.

En vez de ello, los abogados presionaron para que la ciudad designara un director de cumplimiento en el lugar y un nuevo jefe asistente de política constitucional para garantizar que el departamento implemente las reformas en su totalidad.

El mes pasado, los abogados John Burris y Jim Chanin, que supervisan un acuerdo previo en el caso, dijeron que las autoridades de la ciudad y la policían han fracasado crónicamente en implementar reformas que se suponía debían instaurarse en cinco años.

"No puedo tener a nuestros clientes ni a nuestros futuros clientes sujetos a la clase de hostigamiento masivo que sucede en el Departamento de Policía de Oakland (OPD, en inglés) porque el personal de mando no está haciendo su trabajo", dijo Chanin.

Este dijo que reconsideraría la propuesta de sindicatura, solo si los líderes de la ciudad cambian el rumbo y toman medidas verificables para hacer que los comandantes de la policía rindan cuentas. Si se nombra un síndico, Oakland se convertiría en la primera ciudad de EE.UU. en perder un poder considerable sobre su policía.

Las reformas fueron solicitadas en el marco de una demanda realizada en 2003 por la participación de varios agentes corruptos, conocidos como los "jinetes", quienes fueron acusados de golpear o enmarcar sospechosos de narcotráfico en 2000. Otras denuncias de abuso policial se saldaron con el pago de casi $ 11 millones a 119 demandantes y abogados.

El juez Henderson dijo en enero pasado que "permanece en la incredulidad" porque la policía no había adoptado las reformas, y amenazó con la toma de control federal del departamento.

Un punto clave sobre esta decision es si un síndico federal tendría el poder de la disciplina que tiene el jefe de policía Howard Jordan.

Jordan y el alcalde Jean Quan insisten en que el departamento está avanzando con las reformas. Los abogados que representan al gobierno de la ciudad de Oakland dicen que el Departamento de Policía tiene sólo unas pocas tareas dejadas en completarse.

En tanto, los demandates del caso Burris y Chanin dicen que la ciudad ya ha permitido dos extensiones y dos equipos de monitoreo independientes, mientras que gasta cientos de miles de dólares en consultores para ayudar a conseguir el cumplimiento.

Una audiencia sobre el caso está programada para el 13 de diciembre.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

Chica Fresh

NOTICIAS