Sin servicios y sin paga en LA por cierre del gobierno

Parálisis presupuestaria del gobierno federal deja en ascuas a muchos ciudadanos a través de todo el país

Trabajadores del Departamento de Seguridad Nacional protestan frente a la oficina federal en el centro de Los Ángeles.

Trabajadores del Departamento de Seguridad Nacional protestan frente a la oficina federal en el centro de Los Ángeles.

Foto: La OpiniónCiro Cesar
PUBLICADO: EST Oct 4, 2013 2:00 am EST

Gilberto Castro no consiguió un sello oficial que requiere para continuar con los beneficios de vivienda pública. Tony Hernández, quien recién obtuvo la "Green Card", no pudo tramitar su número de Seguro Social para empezar a buscar chamba. Catalino Melgar tenía cita con el juez de inmigración y ahora teme que en cualquier momento lo vayan deportar.

Ellos son sólo algunos de los miles de ciudadanos que ayer en Los Ángeles no tuvieron acceso a ciertos servicios debido a la parálisis presupuestaria del gobierno federal.

"Me dijeron que no podían poner el sello porque no están trabajando por eso del cierre de gobierno... Espero que no me quieran subir la renta o me echen", comentó Gilberto.

"A mi me dijeron que regresara en 14 días, yo estoy buscando trabajo, pero sin el Seguro Social no puedo", dijo Tony. "Dijeron que está cerrado, que el Gobierno está cerrado, cómo puede ser eso posible, no entiendo".

"Yo estoy en proceso de deportación, hoy tenía cita con el juez, pero dicen que está cerrado y que me han cancelado la cita, que me van a dar otra, pero en realidad no sé, siento que ahora estoy más en riesgo de que me deporten", mencionó Catalino.

Así como Gilberto, Tony y Catalino se quedaron en ascuas en el tercer día del llamado "cierre de Gobierno", unos 500 trabajadores del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) en Los Ángeles continuaban haciendo su trabajo, pero sin salario.

A nivel nacional se estima que unos 800 mil trabajadores fueron enviados a casa sin paga.

Por ello ayer un grupo de esos trabajadores, representantes del sindicato al que están afiliados, se pararon frente al Edificio Federal Edward Roybal para exigir al Congreso a que se ponga las pilas.

"Nosotros seguimos trabajando y sin paga, porque nos dicen que nuestro trabajo es considerado esencial, porque está relacionado con la seguridad del país, pero también estamos preocupados por pagar la renta", comentó Lela Hill, líder sindical de la American Federation of Goverment Employees (AFGE).

Pero no todas las oficinas o programas de Gobierno están cerradas al público, como Head Start del condado de Los Ángeles, el cual ya había recibido los fondos federales para este año fiscal y de esa manera poder atender a niños de familias de bajos ingresos con proyectos de salud, alimentación y educación.

Tampoco el programa WIC se ha visto afectado, el cual ofrece cupones para atender a la salud y nutrición a mujeres, bebés y niños.

Gracias a que en California se tienen fondos disponibles que no se habían gastado, informó el Departamento de Salud de California, el programa WIC puede continuar operando al menos por un mes más.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

NOTICIAS