Inmigración: Hay que levantar la voz

Ahora es cuando el pueblo estadounidense debe expresar su deseo por reformar el sistema

PUBLICADO: EST Feb 7, 2013 2:00 pm EST

Los que residimos en los Estados Unidos entendemos que la existente ley migratoria es un fracaso total y nos seguirá fallando inevitablemente. Después de todo, se estima que existen entre 11 y 15 millones de personas viven en los Estados Unidos sin la autorización requerida. Asimismo, sufrimos de ineficiencia en el mercado laboral, una frontera insegura, separación de familias y millones de jóvenes carecen de oportunidades educativas debido a la inacción en rectificar la ley actual.

¿Entonces, si todos estamos de acuerdo de que esto es un gran problema, porque se ha alargado tanto la tan deseada reforma? El problema es que nadie se pone de acuerdo sobre la mejor manera de remediar esta polémica social. Aún más, es posible que a los integrantes del Congreso les falte "las ganas" para hacerle frente al asunto.

Ambos partidos tienen dos puntos de vista extremadamente distintos. Por una parte los Demócratas demandan una legislación masiva —de la cual se desconoce el contenido hasta después que sea aprobada— y los Republicanos, por su parte prefieren avanzar legislación más deliberada, y en partes para que se desarrolle en forma más manejable.

El retraso en tomar acción ha tenido un impacto más severo de lo visto. Industrias agrícolas y de la construcción se han convertido en nidos de mercados negros. El proceso de emplear a un extranjero por la vía legal es tan burocrático, anticuado y complicado, que en el sector agrícola por ejemplo, los acuerdos entre empleador y empleado se realizan como quien dice, "por debajo de la mesa" y con un guiño de ojo para evitar el enmarañado proceso y poder mantener sus negocios a flote.

Nuestras leyes migratorias no siempre fueron tan complejas. El crecimiento de nuestro país dependía en atraer mano de obra general y especializada. Esta era la receta ideal para los Estados Unidos en el pasado. Hoy día, nuestra política migratoria aporta más barreras que oportunidades laborales.

Es hora de una reforma migratoria inteligente y efectiva, la cual es dictada más por el mercado libre que el sentimiento arbitrario de algún político. Una política pro-crecimiento que encienda la llama de la prosperidad y nos lleva hacia una recuperación económica robusta donde existan más oportunidades de empleo y un futuro próspero. No obstante, aprobación de cualquier legislación dependerá de dos virtudes esenciales: liderazgo y bipartidismo.

Y es justo aquí donde nuestras voces tienen importancia. Ahora es cuando el pueblo estadounidense debe expresar su deseo por reformar el sistema y dejarle saber al Congreso que tendrán mucho más que perder si dejan escapar esta oportunidad.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

Chica Fresh

NOTICIAS