Identifican al sospechoso de matanzas en condado de Orange

Ali Syed, un hombre soltero de 20 años, es el sospechoso de la muerte de cuatro personas y su propio suicidio, luego de emprender varios tiroteos mortales hoy en el Conddo de Orange.

Durante la persecución, el sospechoso Ali Syed dejó el vehículo y se suicidó.

Durante la persecución, el sospechoso Ali Syed dejó el vehículo y se suicidó.

Foto: AP
PUBLICADO: EST Feb 19, 2013 6:42 pm EST

La tranquila comunidad de Ladera Ranch, en el condado de Orange amaneció hoy en medio de disparos. Alrededor de las 4:45, las autoridades respondieron a un llamado de 911.

Al llegar a la residencia de la calle Read Leaf, encontraron el cuerpo de una mujer de aproximadamente 20 años que había recibido múltiples disparos. Por motivos que aun se desconocen, Ali Syed, soltero de 20 años, mató a la mujer que aun no ha sido identificada y que se encontraba en el interior de la casa de los padres de Syer, con quienes vivía el joven.

El vocero del Departamento del Sheriff del condado de Orange, Jim Amormino, indicó que se desconoce la relación que tenía la víctima con el joven que la mató. Al oir los disparos, los padres de Syed y otras personas que se encontraban en la casa salieron de la residencia y nadie más resultó herido, informó Amormino.

Syed escapó en el SUV negro de sus padres, que aparentemente tenía una de las ruedas dañadas, y entró a la autopista 5. Al salir en Red Hill, el joven comenzó a disparar a un hombre que se encontraba en un estacionamiento. La víctima logró huir en su Cadillac, pero Syer llegó a dispararle en la nuca, relató Scott Jordan, Jefe de Policía de Tustin.

Syed se detuvo en una estación de servicio, se acercó a un hombre que estaba cargando gasolina y le dijo que le entregue las llaves del auto. "Acabo de matar a alguien", le dijo. "No quiero hacerle daño, hoy es mi último día", indicó Jordan. Syer tomó la camioneta, y volvió a entrar a la autopista 55, donde comenzó a disparar, hiriendo a tres conductores. Una de las víctimas llamó a la policía. Syed volvió a cambiar de auto, esta vez se dirigió a un hombre que manejaba un BMW, que se había detenido en un signo de Alto. Una vez que la víctima le entregó las llaves, Syer le indicó que caminara hacia donde había pasto y lo mató de un disparo.

Una tercera víctima, Jeremy Lewis, de 26 años y residente de Fullerton, se encontraba en un estacionamiento, cuando el sospechoso también le disparó. "Todos los incidentes ocurrieron muy rápidamente, en cuestión de minutos, entre uno y otro", señaló Jordan.

Las autoridades indicaron que no se trata de una conspiración, y que Syed actuó de manera independiente. "La comunidad no corre peligro", indicó Amormino. Aun se desconoce el motivo de las matanzas.

El joven estaba desocupado y tomaba una clase en el colegio Saddle Ranch. Amormino indicó que hasta el día de hoy, nunca habían recibido ninguna queja de la dirección donde vivía el joven, quien no tenía antecedentes criminales previos.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS