Salvadoreños se van a EEUU por el desempleo y la violencia

Estos son los principales factores que los impulsa a emigrar, cuando antes la diáspora se generó principalmente por la guerra civil entre 1980 y 1992

La mayoría de los salvadoreños emigra a EEUU por el desempleo, los bajos salarios, falta de oportunidades y deseo de reunificación familiar.

La mayoría de los salvadoreños emigra a EEUU por el desempleo, los bajos salarios, falta de oportunidades y deseo de reunificación familiar.

Foto: Archivo
PUBLICADO: EST Dec 10, 2013 10:23 am EST

Washington - El desempleo y la violencia siguen impulsando la emigración de salvadoreños, que no temen enfrentar asaltos, secuestros y la muerte en su cruce ilegal hacia EEUU, según un informe divulgado este martes. 

El informe conjunto del Comité de EEUU para Refugiados e Inmigrantes (USCRI) y la Universidad Tecnológica de El Salvador (UTEC) ofrece un retrato del "migrante salvadoreño moderno", y confirma a El Salvador como uno de los principales emisores de migrantes en Centroamérica.

El "perfil" actual lo encarna principalmente un hombre soltero entre 18 y 35 años, con educación secundaria, y proveniente de los departamentos de San Salvador, La Libertad, San Miguel, Usulután y la Unión.

Si antes la diáspora se generó principalmente por la guerra civil entre 1980 y 1992, el 64% de los salvadoreños emigró a EEUU a partir de 1990, muchos de ellos por el desempleo y la inseguridad ciudadana, según explicaron a La Opinión los autores del informe, Elsa Ramos, catedrática de la UTEC, y Ricardo Gambetta, directos de servicios migratorios de USCRI.

Corren riesgos para llegar

"Lo más alarmante es que la mayoría de estos emigrantes está dispuesto a correr riesgos para llegar a EEUU... sobre todo porque los salarios mínimos en nuestro país son bajísimos: lo que se gana en un día, acá se gana en una hora", dijo Ramos.

"Estoy haciendo otro trabajo que reforzará este informe, porque indica que el 35% está emigrando por las amenazas de las maras (pandillas), las extorsiones y la violencia delincuencial", agregó.

Según Gambetta, el informe confirma que, aparte de las razones económicas, "el nivel extremo de violencia no solo en El Salvador sino en todo el istmo centroamericano -las pandillas, los narcotraficantes, la trata de personas- están impulsando este alto nivel de emigración".

En El Salvador, el salario mensual es de $105 en el sector agrícola, $187,50 en el de textiles, $219,30 en industrias, y $224,10 en servicios. En EEUU el salario mínimo actual es de $7,25 por hora, que suma unos $1,160 mensuales para quienes trabajan a tiempo completo.

Según el análisis, el 40,6% de los hogares en El Salvador vive en la pobreza, aunque la extrema pobreza golpea más a las zonas rurales. En 2011, la tasa de desempleo fue del 6,8%, y el subempleo fue del 33%.

Para la mayoría, el desempleo y la falta de oportunidades es el "factor más influyente" para emigrar, seguido la reunificación familiar, aunque también contribuyen la violencia y el crimen.

Más del 60% de los hombres tenía empleo al salir de El Salvador, principalmente en agricultura o construcción, pero un igual porcentaje de mujeres estaba desempleada, dijo el documento.

"Ruta del migrante"

Pese a los conocidos peligros en la llamada "ruta del migrante" que atraviesa Guatemala y México, los salvadoreños toman riesgos con la premisa de que es mejor ser pobre en EEUU que en su país.

Los hombres dijeron estar dispuestos a afrontar "explotación, asaltos, secuestros y la muerte", y las mujeres añadieron las violaciones a esa lista. Menos de una de cada cuatro salvadoreñas usó anticonceptivos antes de su éxodo.

El informe documentó entre enero de 2011 y noviembre de 2012, 84 casos de abuso o trauma entre los niños, de los cuales 35 fueron atribuidos al crimen organizado.

Problemas en EEUU

Una vez en EEUU, los salvadoreños afrontan problemas de integración y el riesgo de la deportación. En 2012, EEUU deportó a 25,845 salvadoreños, según el informe.

El Salvador es, simultáneamente, un país emisor de migrantes, receptor de nicaragüenses, hondureños y guatemaltecos, y puente de migrantes sudamericanos, asiáticos y africanos rumbo hacia el Norte.

Se calcula que cerca de 2.8 millones de salvadoreños viven fuera de su país, el 90% de los cuales vive en EEUU. Según la cancillería salvadoreña, el año pasado, 150 salvadoreños a diario, o 55,000 en todo el año, intentaron su cruce hacia este país.

El análisis se creó en entrevistas con más de 800 migrantes mayores de 18 años, y 38 entre 9 y 17 años, que fueron repatriados recientemente.

El documento busca informar a la opinión pública, el Gobierno, y las organizaciones cívicas sobre las realidades de la diáspora salvadoreña, para moldear políticas que respondan a sus necesidades.

El "perfil" salvadoreño:

  • La mayoría de los salvadoreños emigra por el desempleo, los bajos salarios, falta de oportunidades y deseo de reunificación familiar, aunque también por la violencia en la región.
  • El 91% es de género masculino, y el 9% restante son mujeres.
  • La mayoría de los emigrantes tienen entre 18 y 35 años de edad, mientras que casi el 30% tiene entre 21 y 25 años, y hay una baja drástica en el número de migrantes mayores de 40 años.
  • Aunque hay migrantes de todos los 14 departamentos, el mayor porcentaje proviene de La Libertad, San Salvador, San Miguel y Usulután, en ese orden.
  • Su nivel de educación promedio es de secundaria, y sólo cerca del 4% tiene educación universitaria.
  • Entre los niños migrantes, el 74% son varones y el 26% son niñas, y el 79% de todos ellos tiene entre 15 y 17 años.
  • La mayoría de los niños salió de su país para reunirse con su familia, seguido por la falta de oportunidades y la violencia de las pandillas.
  • El 71% de los niños migrantes tenía una educación secundaria cuando salió de El Salvador.

Fuente: Informe conjunto del Comité de EEUU para Refugiados e Inmigrantes (USCRI) y la Universidad Tecnológica de El Salvador (UTEC).

maria.pena@impremedia.com

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

NOTICIAS