La Santa Cecilia brindó un concierto estelar en LA

La Santa Cecilia abrió un concierto empapado de un gran talento hispanoamericano

La Marisoul, vocalista de La Santa Cecilia, durante su presentación el jueves en The  Fonda Theater, Los Ángeles.

La Marisoul, vocalista de La Santa Cecilia, durante su presentación el jueves en The Fonda Theater, Los Ángeles.

Foto: Especial para La Opinión/William Camargo
PUBLICADO: EST Mar 9, 2013 12:01 am EST

Escuchar a La Santa Cecilia es como pegar la oreja en el pecho de Los Ángeles y descubrir —o confirmar— el moderno palpitar de su corazón latino— alegre, pícaro, bailador, prometedor, contestatario y lleno de ilusiones.

Ese latir perfecta y atinadamente abrió el telón de Escenario, un concierto presentado el jueves en el teatro Fonda de Hollywood por el programa radial Panamérika de la Academia Musical Red Bull, y en que la banda angelina compartió las tablas con artistas internacionales como Bomb Estéreo de Colombia, Carla Morris de México y Astro de Chile, en efecto sirviendo de gran anfitriona.

La Santa Cecilia empezó a calentar motores metiendo el primer cambio con La reina, una suavecita melodía conguera con acordeón que impulsaría un viaje a velocidades múltiples por los freeways y otras arterias musicales de Los Ángeles.

Aunque algo recatada y con las afinaciones técnicas pendientes que casi siempre imperan al inicio de un concierto, la primera interpretación dejo entrever lo que se avecinaba, la actuación de una banda humilde pero orgullosa de sus raíces, sin miedo a experimentar y fusionar, y encabezada por una trovadora especial.

Marisol Hernández —conocida más por su nombre artístico de La Marisoul—, tiene una voz poderosa, a veces casi rasposita, magnífica para contar historias y capaz de exigir y asegurar la atención de los oídos del público.

Esta vocalista y su banda tienen las faldas y los pantalones para cantar covers de bandas como U2 y The Doors y hacerlo bien, algo que forma parte de muchas de sus presentaciones.

En el Fonda, La Santa Cecilia dio su versión de Tainted love, el éxito ochentero del grupo británico Soft Cell, pero menos electrónico, más orgánico y romántico en la voz de Marisol. El público la recibió con gritos, manos al aire y dispuesto a bailarla.

La cumbia norteña y con tintes de vallenato, En fin, retumbo poco después y para entonces el bailongo estaba en pleno y contagioso apogeo. Serviría de preludio una de las mejores canciones de la banda: La Negra.

"Cuando la Negra te invite a bailar, no le digas no...", dice la melodía que les valiera una nominación al Grammy Latino a la mejor canción tropical hace un par de años. Los asistentes en el Fonda tampoco pudieron negarse a la propuesta musical.

Al ver y escuchar el lado tropical de La Santa Cecilia es inevitable pensar en la Sonora Dinamita, Carlos Vives y otros grandes con sus infecciosos exitosos. La banda angelina también nos recuerda a Ramón Ayala con sus interpretaciones norteñas, sobre gracias al acordeón de José Carlos.

Para rematar, la textura vocal de Marisol y su entrega en las canciones también nos hace pensar en otras grandes de la música latinoamericana.

Cuando empezó ICE El Hielo, tema que acaba de estrenarse en iTunes esta semana, era imposible no pensar en Mercedes Sosa o Violeta Parra.

La balada es una hermosa y simple canción de protesta y lamento que llega al corazón con las historias de la mesera Eva, el jardinero José y la estudiante Marta, quienes tratan de ganarse la vida dignamente en este país de inmigrantes. Es una critica a ICE, la agencia federal de inmigración, y la actual política de deportaciones que desgarra a familias hispanas.

Todo el Fonda respetuosamente prestó atención.

La interpretación de El hielo además brindó una grata sorpresa. A la poderosa voz de Marisol se unió la da la cantante mexicana Carla Morris, cuya melosa textura aportó un estupendo contraste y complemento de estilos musicales en una tema de concientización social. ICE El Hielo tiene el potencial de darle a La Santa Cecilia un gran éxito comercial, ponerlos en el mapa mundial, y merecerles incluso otra nominación al Grammy.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS