Entierran a las primeras víctimas de Dorner

Mónica Quan y Keith Lawrence fueron las primeras víctimas de la venganza de Dorner

Mónica Quan era la hija de Randal Quan, el capitán del LAPD que representó a Dorner en la audiencia que determinó su despido.

Mónica Quan era la hija de Randal Quan, el capitán del LAPD que representó a Dorner en la audiencia que determinó su despido.

Foto: AP
PUBLICADO: EST Feb 24, 2013 11:16 pm EST

Mónica Quan y Keith Lawrence fueron homenajeados hoy domingo, en la Universidad Concordia de Irvine. La ceremonia, a la que acudieron alrededor de 2,000 personas, tuvo lugar en el gimnasio donde se conoció la pareja, seis años atrás. Entre recuerdos personales que evocaron llantos y risas, familiares, amigos y entrenadores de la pareja recordaron a los jóvenes en un evento que duró casi cuatro horas y que contó con una fuerte custodia policial.

Quan, de 28 años, y Lawrence, de 27, fueron las primeras víctimas del expolicía del LAPD, Christopher Dorner. El 3 de febrero, las autoridades encontraron los cuerpos de los jóvenes en el estacionamiento de su departamento de Irvine, y relacionaron sus muertes con las amenazas que Dorner había publicado en su manifiesto de la internet. Quan era la hija de Randal Quan, el capitán del LAPD que representó a Dorner en la audiencia que determinó su despido. En el documento del internet, el expolicía aseguraba que su despido había sido injusto y prometía vengarse de los responsables.

"Keith siempre fue y será mi mejor amigo. Siempre lo voy a extrañar", dijo entre lágrimas su hermano Kris, durante el evento.

"Mantengan cerca a sus seres queridos, porque nadie tiene el futuro asegurado", agregó Kevin Jr., su hermano mayor. Kevin Jr. dijo que su hermano había tenido una gran influencia en su vida. "Gracias por ayudarme a convertirme en el hombre que soy hoy", dijo, como si se dirigiera a Keith.

Lawrence y Quan se conocieron jugando básquetbol en el gimnasio de la universidad. Luego de graduarse, el joven comenzó su carrera policial, primero en el Departamento de Sheriff del condado de Ventura y en el Departamento de Policía de Oxnard. Seis meses atrás había ingresado en el Departamento de Policía de USC. Quan era la asistente de la entrenadora de básquetbol de Cal State Fullerton.

"Dios tiene planes para todos", indicó Randal Quan y dijo que la tragedia no había afectado su fe. "La muerte de Mónica tiene un propósito, que aun no conozco. Pero confío en que algún día lo sabré", agregó. "Mónica era mi pequeña niña y siempre lo seguirá siendo".

Familiares y conocidos recalcaron la tenacidad y competitividad de la joven. "Era una verdadera líder", aseguró su entrenador Wayne Caffey. También bromearon repetidamente acerca de la cantidad de zapatos que tenía.

"Cuando Keith la conoció me dijo que finalmente había conocido a una chica que tenía más zapatillas que él, recordó sonriendo Kevin Lawrence, padre de Keith. Lawrence contó que cuando Keith era pequeño e iban a sitios donde había mucha gente, siempre se ponía una gorra de beisbol amarillo brillante para que su hijo lo pudiese encontrar entre la multitud. El padre llevaba la gorra con él y se la puso durante la ceremonia. "Desde donde estés, si me estás oyendo, aquí estoy Keith, para lo que me necesites", dijo.

Sólo los familiares de la pareja pudieron entrar al gimnasio para presenciar la ceremonia. El resto de los amigos y conocidos vieron el servicio en dos pantallas ubicadas en una capilla aledaña.

Al final de la ceremonia, Ryan Quan, hermano de Mónica, presentó un montaje con fotos de la pareja y el video de Lawrence pidiéndole matrimonio a Quan.

"Sé que desde dónde estén, Keith estará protegiendo a Mónica y que Mónica le estará diciendo a Keith qué es lo que tiene que hacer", bromeó Randal Quan. Y en tono más sombrio, agregó, "Cuando se fueron, dejaron un gran vacío en el corazón de todos los que los amamos".

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

NOTICIAS