Una historia de encubrimiento de cura pederasta (fotos)

El caso del padre Ted Llanos es uno de los 122 expedientes de curas pederastas

Miembros de  SNAP, la organización conformada por víctimas de abuso sexual por parte de sacerdotes, mostraron ayer frente a la iglesia Nuestra Señora de Los Ángeles,  mantas con las fotos de muchos de los menores abusados por el clero durante décadas.

Miembros de SNAP, la organización conformada por víctimas de abuso sexual por parte de sacerdotes, mostraron ayer frente a la iglesia Nuestra Señora de Los Ángeles, mantas con las fotos de muchos de los menores abusados por el clero durante décadas.

Foto: AP
PUBLICADO: EST Feb 2, 2013 3:00 pm EST

"Esta semana el padre Ted Llanos dejó la parroquia de Santa Lucía y renunció a su oficina pastoral. El Padre tiene problemas en su vida con los que tiene que lidiar y el Cardenal le está ofreciendo tiempo y oportunidad para hacerlo".

Es el mensaje que el 25 de septiembre de 1994 la Arquidiócesis de Los Ángeles ordenó colocar en la Iglesia Católica de San Lucía, en Long Beach, donde el padre Theodore Llanos era párroco.

Lo que no advertía el anuncio, es que el padre Llanos estaba siendo acusado por uno de sus monaguillos de abuso sexual y que el ofrecimiento del Cardenal era prácticamente esconderlo en una clínica psiquiátrica y dinero para subsistir mientras encontrara trabajo al terminar un tratamiento de rehabilitación.

La historia del padre Llanos se expone en uno de los 122 expedientes de sacerdotes pederastas que el jueves reveló la Arquidiócesis de Los Ángeles.

Son los documentos que prueban el encubrimiento por parte de jerarcas de la Iglesia Católica, lo que provocó que muchos sacerdotes evadieran la justicia, aunque a algunos otros la tragedia los persiguió, como al padre Llanos.

Nacido en Hollywood, California, el 14 de mayo de 1946, Ted Llanos asistió al Seminario Saint John, en Camarillo, y se ordenó como sacerdote de la Arquidiócesis de Los Ángeles en 1974.

Desde entonces fue asignado a la Iglesia Saint Bernard, en Bellflower, y tras su paso por otras tres parroquias llegó a la de Santa Lucía, en Long Beach, donde en 1994 se desató el escándalo.

Uno de sus ex monaguillos de la Iglesia Saint Barnabas, también en Long Beach, reportó la conducta inapropiada del padre Llanos al vicario Timothy Dyer de la Arquidiócesis de Los Ángeles, que en ese entonces encabezaba el Cardenal Roger Mahony.

El padre Llanos, según la declaración que se exhibe en el expediente, solía invitar a los monaguillos al cine y de manera especial convivía con los abuelos de la víctima, que en ese entonces tenía 13 años de edad, y les hacía regalos costosos para ganarse la confianza.

En varias ocasiones, mientras estaban en el auto o en el cine, el sacerdote llevaba su mano a la entrepierna del adolescente y lo obligaba a que le tocara.

"No hay nada de malo en esto", es lo que le decía el padre Llanos en una de esas ocasiones en que le mostró su s partes genitales, según la declaración de la víctima.

El caso llegó al Departamento de Policía de Long Beach y abrió una investigación en contra de Ted Llanos por abuso sexual de menores de edad.

Parte del expediente, de más de 200 hojas, exhibe la declaración del joven de 13 años que conoció al padre Llanos cuando iba en séptimo grado en la parroquia de Saint Barnabas.

Un memorándum, fechado el 19 de septiembre de 1994, de Timothy Dyer al Cardenal Roger Mahony, advierte de las acciones del padre Llanos y señala que es necesario enviarlo a la clínica de tratamiento del Instituto Saint Luke, en el otro extremo del país.

El primer reporte de la Arquidiócesis sobre la separación del padre Llanos a la parroquia, fue que su retiro se debía al "estrés administrativo" que padecía.

Una carta del padre de la víctima al reverendo Timothy Dyer el 20 de septiembre de 1994, critica lo que considera acciones proteccionistas de la Arquidiócesis y que están manejando el asunto de manera riesgosa.

"Quieren que los feligreses crean en sus sacerdotes y que apoyen a la Iglesia financieramente, pero tienen una política de secretos, dicen que son duros con los curas que cometen abuso, pero en realidad intentan controlar el daño y los protegen de las autoridades y le ocultan la verdad a los miembros de la iglesia", señala la misiva.

En respuesta, Dyer le indicó que no era el rol de la Arquidiócesis presentar al padre Llanos a la Fiscalía de Distrito y que el encarcelamiento del padre no lo rehabilitaría ni mejoraría el tratamiento que darían a su hijo.

Dyer aseguró en uno de los tantos documentos recopilados en este expediente, que en los 22 años de sacerdocio del padre Llanos nunca tuvieron otro reporte, que se trataban de puros rumores.

Durante su estadía en el hospital psiquiátrico Saint Luke y como parte del tratamiento que recibía, el padre Llanos reconoce una adicción sexual hacia los adolescentes, lo cual fue reportado a la Arquidiócesis de Los Ángeles.

El 6 de julio de 1995, tras nueves meses de estar internado, el padre Llanos decide quedarse en el área de Washington DC, por lo que monseñor Dyer le propone al Cardenal Mahony que deberían ayudar financieramente a Llanos hasta que encuentre un trabajo.

"Esa sería la mejor y más limpia manera de establecer una ruptura con la Arquidiócesis", indicó Dyer en un memorándum a Mahony.

El 10 de noviembre de 1995 le giraron un cheque por $2,500 dólares. A la semana la Policía de Long Beach anuncia la orden de arresto por 38 cargos de abuso sexual de menores. El 29 de noviembre Llanos se entrega, pero es liberado unas horas después.

Entonces el Cardenal Mahony envió un comunicado a los feligreses señalando que muchas de los reportes periodísticos eran falsos.

En febrero de 1996 se anunció que no sería llevado a corte debido a una "falla técnica" en el proceso.

Cinco meses después se anuncia una demanda por parte de 6 ex monaguillos que fueron abusados desde la década de 1970.

El ex arzobispo de Los Ángeles desacreditado

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

Chica Fresh

NOTICIAS

Close Ad