El idioma es algo importante

PUBLICADO: EST Oct 2, 2012 12:01 am EST

El idioma español importa en Estados Unidos, y nos importa mucho porque de otra manera no tendríamos canales de televisión nacionales y docenas de periódicos como el que lee. Dicho esto, no hay peor momento para mostrar inseguridad frente a los que quieren erosionar la fortaleza del español que el correspondiente al período de elecciones. Es cuando el hispano-latino, como grupo, tiene que hacerse más notorio y cuando con la mente fría hay que medir y pesar cuánta influencia se tiene.

La Convención Demócrata reciente, después de encumbrar en el discurso inaugural al alcalde de San Antonio Julián Castro, ha sembrado cierta discordia a partir de los inesperados acontecimientos desatados con posterioridad. De carambola, pudiera ocurrir que la bienintencionada y mediática aparición acabe pasándonos factura y dejándonos en pura contradicción.

El aparente éxito que se le puede atribuir a Castro se desvaneció cuando avispados partidarios pro Romney, al no encontrar nada sustancioso con lo que empañar su imagen, concibieron la idea de aprovechar que este no domina el español para obtener un rédito. Se trataba de introducir en el teatro electoral el envenenado y polémico mensaje de que latino que no habla español solo lo es de pura fachada. Sumado a ello se procedió a ensalzar a Marco Rubio, representante republicano, que sí lo habla. La noticia empezó a rodar en The Guardian y se hizo eco de ella buena parte de la prensa. La preguntita flotando queda: ¿Se puede presumir de latino si no se habla el idioma (español)? Y aún más trascendente: Si no es el idioma lo que auna a los latinos, ¿qué es?

Habrá que entrarle al trapo y hallarle una respuesta satisfactoria en algún momento futuro, pero no ahora en período electoral. Más oportuno, entendemos, es enfocarnos en Romney y el español. Preguntado por el español y la educación en una entrevista reciente, el candidato valoró nuestro idioma como lengua extranjera. Su posición resulta altamente molesta e inquietante pues si no hablar español implica ser latino a medias, y si el español es una lengua extranjera más, acabamos en la incoherencia de que todos los latinos que hablan español son algo extranjeros y todos los que no saben español lo son solo de figurón. Y eso es de un galimatías infernal. Y por supuesto no es verdad: el español ya se hablaba en lo que hoy es Estados Unidos doscientos años antes de su independencia.

Romney también citó un comentario de Luis Fortuño, gobernador de Puerto Rico, en el que se alababa el español como lengua heredada al tiempo que se proclamaba al inglés lengua "de la oportunidad"; que viene a querer decir que el español no es herramienta de progreso. ¿Pero en qué lógica se fundamenta que los dos idiomas no puedan ir unidos codo con codo en una misma empresa? Nadie en su sano juicio pretende contraponer hablar español a hablar inglés. El inglés y el español nos importan y mucho: los dos.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

NOTICIAS