Comité del Senado aprueba proyecto de reforma migratoria

El proyecto fue aprobado con 13 votos a favor y 5 en contra, y, ahora, será debatido por el pleno del Senado

Los senadores Patrick Leahy (izquierda), Chuck Schumer y Dianne Feinstein durante una de las vistas sobre la reforma llevadas a cabo cámara alta.

Los senadores Patrick Leahy (izquierda), Chuck Schumer y Dianne Feinstein durante una de las vistas sobre la reforma llevadas a cabo cámara alta.

Foto: Archivo/AP
PUBLICADO: EST May 21, 2013 8:41 pm EST

WASHINGTON— La Comisión de Asuntos Jurídicos del Senado aprobó el martes en primer debate un proyecto de ley de reforma migratoria y lo remitió al pleno de la cámara alta, el mismo día que el presidente Barack Obama reiteró su meta de lograr este año la reforma al recibir en la Casa Blanca a un grupo de inmigrantes indocumentados.

El principal obstáculo para la aprobación en la comisión quedó descartado en el último momento cuando el demócrata Patrick Leahy retiró una reforma para extender los beneficios de la reforma migratoria a las parejas homosexuales binacionales.

La votación en la comisión fue de 13 senadores a favor y cinco en contra.

Una multitud de activistas y propulsores de la reforma migratoria presentes en la sala comenzaron a aplaudir emocionados para celebrar la aprobación de la iniciativa legislativa y gritaron "sí se puede".

Muchos lucían camisetas que indicaban el estado estadounidense de donde provienen, hablaban español y el grupo incluían niños.

Miguel Oaxaca, un comerciante mexicano de 46 años residente en Colorado, dijo a The Associated Press que presenciar la aprobación del proyecto de ley "fue un momento muy feliz" porque beneficiaría directamente a parientes y amigos suyos. "Llevamos muchos años peleando por esto".

El proyecto de ley condiciona a un reforzamiento de la seguridad fronteriza la opción de naturalización para 11 millones de inmigrantes que no tengan prontuario policial, que paguen multas por $2,000 y que pasen 10 años con un estatus provisional que les permita trabajar y viajar al extranjero.

Leahy accedió a retirar la enmienda ante las advertencias de los dos autores del proyecto de ley integrantes en la comisión —Lindsay Graham y Jeff Flake— de que estarían obligados no solo a votar contra la enmienda, sino a abandonar la coalición bipartidista que formaron en enero para redactar la iniciativa legislativa.

"Mi mayor decepción es que este proyecto de ley debería reconocer a todos los estadounidenses, y seguiré luchando para combatir la discriminación", dijo Leahy.

Graham le respondió que "tiene mi apoyo en inmigración, pero no en matrimonios del mismo sexo. No solamente no apoyo su enmienda, sino que rompería la coalición".

Los cuatro autores del proyecto de ley que integran la comisión de asuntos jurídicos han mantenido una coalición para rechazar enmiendas que comprometan la esencia de su iniciativa legislativa.

Los dos demócratas autores del proyecto de ley en la comisión, Chuck Schumer y Dick Durbin, solicitaron a Leahy no someter a votación la enmienda para no echar por la borda el esfuerzo migratorio.

"No puedo apoyar esta enmienda si hunde el proyecto de ley", dijo Schumer. "Soy un político y acepto las decisiones difíciles que hay que tomar y las imperfecciones de los acuerdos negociados".

El resto del grupo de ocho lo conforman los republicanos John McCain y Marco Rubio, y los demócratas Michael Bennet y Bob Menéndez.

El proyecto de ley fue aprobado tras debatir 300 enmiendas durante cinco sesiones, con la intención de remitirlo al pleno del Senado en junio.

Durante la sesión, Schumer advirtió su oposición a una reforma migratoria que no incluya la opción de la naturalización para los inmigrantes antes de que la comisión rechazara una enmienda del republicano Ted Cruz con ese propósito.

Cruz argumentaba que otorgar beneficios plenos a personas que violaron las leyes solo propiciará mayor inmigración ilegal y advirtió que el proyecto de ley tal como está redactado tiene posibilidades casi nulas de ser aprobado en la cámara baja.

"Decir 'todo o nada, si no hay naturalización no hay reforma' no es una estrategia para aprobar un proyecto de ley. Puede ser una estrategia para generar más batallas políticas, pero no para resolver un problema", agregó el senador de ascendencia cubana que también propuso infructuosamente otra enmienda para impedir que los inmigrantes no autorizados pudieran beneficiarse de programas públicos ofrecidos por los estados.

Aprobación se da tras reunión de Obama con inmigrantes

El presidente Barack Obama reiteró su meta de lograr una reforma migratoria este año, al recibir en la Casa Blanca a un grupo de inmigrantes sin permiso de residencia en el país que compartieron con él testimonios de cómo sus familias han sufrido las consecuencias por la aplicación de las leyes migratorias vigentes.

Obama destacó que "sus testimonios son una buen recordatorio de que la inmigración no es solo un tema de política, sino que trata sobre nuestras familias, comunidades y nuestro futuro colectivo", dijo la Casa Blanca en un comunicado.

Miguel Leal, un cubano de 25 años naturalizado estadounidense y casado con una uruguaya en calidad migratoria irregular, dijo a la AP que su encuentro con Obama fue "una experiencia fantástica" y agradeció que el mandatario "nos dijo que jamás debemos avergonzarnos de ser inmigrantes".

Leal, una de las ocho personas que recibió Obama, dijo sentirse optimista sobre las posibilidades de que se concrete la reforma migratoria porque "somos una nueva generación, y la vamos a tener".

El presidente del Senado, el demócrata Harry Reid, planea someter en junio el proyecto de ley a votación en el pleno del Senado.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS