La revancha de Emmanuelle Riva, la estrella de "Amour"

Emmanuelle Riva, la estrella de “Amour”, confiesa que el rol de Anne le permitió la revancha del amor posible, luego de la recordada "Hiroshima, Mon Amour" que protagonizó en 1959

Emmanuelle Riva (i), con el actor Daniel Day Lewis  en el Club Crimson en Nueva York.

Emmanuelle Riva (i), con el actor Daniel Day Lewis en el Club Crimson en Nueva York.

Foto: Archivo/AP
PUBLICADO: EST Feb 16, 2013 8:19 pm EST

CIUDAD DE MÉXICO.- Emmanuelle Riva ha concentrado, a sus jóvenes 85 años, la admiración del mundo cuando fue descubierta en el laureado filme del austríaco Michael Haneke, Amor.

Junto a ella, lo que no es poca cosa, el mítico actor francés Jean Louis Trintignant, protagonizando ambos una asombrosa historia de amor como Anne y Georges, dos octogenarios maestros de música jubilados que luchan contra las consecuencias de un ataque cerebral que padece la anciana.

Una relación sin glamour, íntima y pura, cuya testigo privilegiada es Eva, la hija de la pareja en un personaje encarnado por Isabelle Huppert, en la película más cálida y humana del aclamado director nacido en Münich, Baviera (antes Austria), hace 70 años.

Emmanuelle, que cumplirá los 86 en la alfombra roja de Hollywood, de donde es probable que se lleve la codiciada estatuilla dorada en la categoría de mejor actriz, vive en París, sola (nunca se ha casado y no ha tenido hijos) y como actriz de cine, teatro, televisión, como poeta publicada y fotógrafa consecuente, timoneó toda una vida dedicada al arte.

Nació el 24 de febrero de 1927 en Cheniménil, Francia y aunque su actuación en Amour la ha convertido en estrella internacional, también pasará a la historia por su trabajo en el clásico de la nouvelle vague Hiroshima Mon Amour, película de 1959 con un guión escrito por la escritora francesa Marguerite Duras.

Dirigida por Alain Resnais, la cinta es el retrato de un amor imposible, una circunstancia que con el filme de Haneke de 2012, Riva siente haber tomado revancha. "Por eso es uno de los papeles más bonitos de mi vida. En Amour, el amor es posible, se lleva a cabo hasta el final", ha dicho en entrevista.

"Es maravilloso haber recibido un regalo como este a mi edad. El guión excepcional, un director excepcional, es algo que casi no existe, es muy raro", admite.

Haneke no habría hecho la película sin Trintignant

Michael Haneke, como ha dicho en varias oportunidades, no habría hecho Amour sin Jean Louis Trintingnant, su actor favorito junto con el fallecido Marlon Brando.

Emmanuelle Riva, en cambio, tuvo que hacer una audición, a la que asistió con alegría y confianza extraordinarias, pensando en todo momento que el papel iba a ser para ella.

Aun cuando por su trabajo no obtuvo postulaciones al Globo de Oro ni al Screen Actors, ganó el BAFTA hace poco más de una semana, por lo que llegará a Hollywood bien armada, mucho más sin duda que cuando el filme se estrenó en Estados Unidos, ¡en apenas tres salas!

En Francia las cosas no fueron mejor. Los críticos esperaban que la actriz francesa que se postulara a un Oscar fuera Marion Cotillard, quien lo ganó por La vie en rose en 2007 y que está sublime como la mujer que pierde las piernas en un accidente en Rust and bone.

Consideraban también que la película francesa Intouchables (en español, Amigos), que marcó récord de taquilla en su país de origen, iba a obtener una postulación al Oscar en la categoría de mejor filme extranjero, lo que es decir en otras palabras que para los periodistas galos Emmanuelle Riva no estaba en sus designios.

"Mi felicidad es tranquila, a esta edad no voy a estar cantando y bailando en la calle sólo porque trabajé en una buena película, mucho menos voy a pedir que todo lo que me emociona, emocione también a los demás", manifiesta.

"Vivo mi vida personal con calma y no espero nada, ni siquiera el Oscar. Pensar en premios pudre a la gente, se mina la esencia moral de un individuo y mucha gente ve en los actores a seres vacíos que sólo pensamos en distinciones. No es así", dice esta mujer deslumbrante en su aspecto físico sereno y agradable en su ancianidad, aunque más conmovedora por su inteligencia.

Es la lucidez de Emmanuelle Riva la que le permitió entender a Michael Haneke cuando le pidió un rol exento de sentimentalismo. "Comprendí de inmediato, fue la clave con la que pude encarnar a Eva", explicó la actriz, para quien las tareas de promoción del filme (entre otras cosas porque no habla inglés y no da entrevistas en dicho idioma) han sido mucho más agotadoras que el rodaje.

"Todo esto me está matando, no lo voy a ocultar, pero lo haré hasta el final, si Dios quiere", ha dicho la actriz en relación con las fiestas y galas alrededor del filme, muchas de las cuales requieren su presencia, como la próxima fiesta de los Oscar, el 24 de febrero, a la que ha prometido ir a pesar de que odia los aviones.

La otra película en que está involucrada será Tu Ta Mère et Mère Honoreras Ta, de Brigitte Roüan, filmada en Grecia y recientemente estrenada en Francia.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS