Indocumentados podrían obtener licencia de manejo en California

Legisladores de California aprobaron este mes una iniciativa que permitiría que 450,000 jóvenes inmigrantes utilicen los permisos federales de trabajo como prueba de presencia legal en el país.

El DMV siempre ha dado licencias de manejo a quienes tienen un permiso de trabajo y un número de seguro social

El DMV siempre ha dado licencias de manejo a quienes tienen un permiso de trabajo y un número de seguro social

Foto: Ciro Cesar / La Opinion
PUBLICADO: EST Sep 15, 2012 6:58 pm EST

FRESNO, California — Cuando Alondra Esquivel necesita trasladarse de su casa en una zona rural del centro de California a sus clases en la Universidad Estatal de Fresno depende de que puedan llevarla sus familiares o su novio. El recorrido que debe hacer la joven de 17 años es de 32 kilómetros (20 millas),

La mayoría de los californianos de su edad tienen permiso oficial para conducir. Pero Esquivel, en su primer año de curso universitario, fue traída ilegalmente a Estados Unidos desde México cuando tenía 7 años, y California ha prohibido desde 1993 que los inmigrantes no autorizados para residir en el país obtengan una licencia de automovilista.

"Sin una licencia ... tengo que depender de otros para realizar las cosas básicas", dijo Esquivel, quien vive en Parlier, California, y tiene clases en la universidad cuatro veces a la semana en Fresno. "Es un gran inconveniente".

Pero Esquivel pronto podría obtener su licencia: Es una de aproximadamente un millón de personas en condiciones de aprovechar un programa federal nuevo que pospone temporalmente la deportación y garantiza permisos de trabajo a personas traídas a Estados Unidos en forma no autorizada en su niñez. California tiene la mayor cantidad de potenciales solicitantes.

La nueva política de inmigración ha traído al primer plano el amargo y prolongado debate sobre si los inmigrantes sin permiso de estancia en el país deben tener acceso a licencias de manejo.

El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos señaló que cada estado podía determinar si expediría licencias o extendería otros beneficios a inmigrantes jóvenes que reúnan los requisitos para el estatus diferido.

Algunos estados, como Oregón y Georgia, han anunciado que otorgarán permisos de manejo a quienes estén en condiciones de beneficiarse del programa nuevo. Otros, como Arizona y Misisipi, han advertido que no lo harán.

Legisladores de California aprobaron este mes una iniciativa de ley que permitiría que cerca de 450,000 jóvenes inmigrantes en el estado, que podrían aprovechar el programa, utilicen los permisos federales de trabajo en el Departamento de Vehículos Automotores como prueba de presencia legal en el país. La ley será ahora enviada al gobernador.

Para la gente joven como Esquivel, nacida en el extranjero pero inmersa en la lengua y estilo de vida estadounidense, la simple política administrativa al nivel federal, junto con una decisión del estado, podrían significar un cambio de vida. Transformarían sus oportunidades escolares y de empleo, eliminarían los fastidios diarios e incluso mejorarían la vida social.

En California, donde el automóvil es rey y donde predomina la cultura del vehículo, el cambio podría ser más profundo. Casi inaccesible sin un vehículo, el estado es famoso por sus autopistas, calles sin aceras y un transporte público irregular o inexistente. Manejar es más que una necesidad práctica para los californianos: es un derecho de nacimiento.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

Chica Fresh

NOTICIAS

Close Ad