Suspenden licencia a abogado de California por fraude

Un juez suspendió la licencia al abogado Stephen Siringoringo, del sur de California, por considerar que cobraba indebidamente a clientes

La barra de abogados de California está llevando a cabo audiencias disciplinarias contra el abogado  Stephen Siringoringo.

La barra de abogados de California está llevando a cabo audiencias disciplinarias contra el abogado Stephen Siringoringo.

Foto: Imagen tomada de video en Youtube (mejor calidad posible)
PUBLICADO: EST Aug 2, 2013 7:14 pm EST

El abogado Stephen Siringoringo, de Garden Grove, es bien conocido en el sur de California por sus múltiples comerciales en televisión y radio, tanto en inglés como en español y sus “informercials” en los que ofrece un DVD gratis de “El Secreto” para lograr una modificación de hipoteca de vivienda.  

“Mi nombre es Stephen Siringoringo, soy  abogado y fundador de la firma legal Siringoringo. Mi firma legal ayuda a la gente. Hemos obtenido numerosas modificaciones de hipoteca para personas de todo el sur de California”, dice el abogado en uno de los “informercials” de 10 minutos, aún colgados en You Tube.

Sin embargo, a partir del pasado lunes 29 de Julio, Siringoringo no está autorizado para practicar leyes en el estado de California luego que el juez Richard A. Honn de la barra estatal de California decidiera suspender su licencia y prohibir que el abogado siga ejerciendo. Honn dictaminó que Siringoringo representa “amenaza substancial para sus clientes y el público en general, ya que sigue realizando actividades ilegales”.

La barra de abogados de California está llevando a cabo audiencias disciplinarias contra el abogado, acusado de 25 cargos de mala práctica laboral y debe responder a otros 14 cargos adicionales. Según el juez Hohn, Siringoringo ha violado la ley de California, que prohíbe que los profesionales en modificación de hipotecas –abogados o no abogados- cobren por adelantado a sus clientes, antes de llegar a cabo los servicios prometidos.

La Opinión llamó a Siringoringo a un teléfono en el que aún contesta su voz indicando: “soy el abogado Stephen Siringoringo”, pero no hubo respuestas a la solicitud de reacciones o entrevistas. 

Otro número 800 de su firma de abogados que está en todos sus comerciales, 1800-8936129, lo contesta un servicio telefónico que aún pide “esperar a ser atendido por la firma legal Siringoringo”, pero la llamada luego pasa a un buzón de voz.

La acusación de la barra de abogados lista a una serie de víctimas, la mayoría de las cuales tienen nombres hispanos, aunque no todos.  En total, la barra ha recibido más de 70 quejas contra Siringoringo. También el Better Business Bureau lista una serie de denuncias contra la oficina legal y el abogado.

Una de las víctimas de dicha oficina, que operaba en Upland, California, contó a La Opinión que pagó a la misma más de $6000 y aún así estuvo a punto de perder su casa, lo que evitó a última hora presentando una solicitud de bancarrota.

“Primero vino uno de sus agentes y me dijo que con $2000 que pagara por adelantado, me arreglaría el problema de la hipoteca”, dijo la víctima, un hombre afroamericano que quiso mantenerse en el anonimato por trabajar en el área de seguridad. “Lo malo es que luego no pasó nada por 6 meses. Cuando llamaba me decían que sí, que ya estaban procesando. Luego fui a la oficina y llené unos papeles y me dijeron que tenía que pagar más de $400 mensuales para sostener el proceso”.

Durante dos años “me estuvieron engañando”, dijo el hombre. Lo pasaban de persona en persona, le pedían documentos y eventualmente se negaban a atender sus llamadas, aún cuando les indicó que su casa ya tenía una fecha de venta.

“Me dijeron que no me preocupara. Al final salvé mi casa por pocos minutos porque ya la habían vendido, pero yo presenté bancarrota unos minutos antes de que saliera la venta y por ley eso la detiene”, afirma el ex cliente de Siringoringo.

Hace apenas nueve meses que el hombre pudo finalmente salvar su casa y poner las cosas en orden, pero fueron más de dos años de esperar que los $6000 pagados a la firma “sirvieran de algo”.

Los cargos de la Barra de Abogados de California son disciplinarios y no criminales, y fueron presentados originalmente en octubre del año pasado.

No es fácil que la barra tome una decisión como esta: este año apenas ha habido dos casos anteriores a Siringoringo en los que la barra ha decidido prohibir a un abogado que ejerza su profesión.  

“El proceso disciplinario podría llevar a su expulsion de la barra, cancelación de su licencia. Por el momento, esta orden le prohíbe practicar leyes”, dijo Laura Ernde, portavoz de la barra.

Si usted es o ha sido víctima de fraude por un abogado, puede reportarlo a la Barra de Abogados de California al teléfono 1-800-843-9053.    

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

Chica Fresh

NOTICIAS