Vinos de Napa tienen ahora historias de inmigrantes

Inmigrantes mexicanos se abren paso en el mercado vinícola del Valle de Napa en California, con producciones artesanales

Lidia Maldonado es parte de una familia inmigrante que ahora se dedica a la producción de vinos en el Valle de Napa.

Lidia Maldonado es parte de una familia inmigrante que ahora se dedica a la producción de vinos en el Valle de Napa.

Foto: Araceli Martínez
PUBLICADO: EST Jul 11, 2013 2:30 am EST

VALLE DE NAPA.— En la industria vinícola del Valle de Napa una nueva tendencia esta surgiendo: el vino artesanal producido por inmigrantes mexicanos.

Muchos de ellos aprendieron el proceso trabajando como campesinos en los viñedos del norte de California y ahora luchan por abrirse paso en el mercado como pequeños productores.

En sus portales de internet, su principal estrategia de mercadeo, narran sus historias de inmigrantes llenas de sacrificios.

"En nuestro caso el 20% de las ventas se hacen por Internet, 50% a través de un agente y el resto en persona, pero las ventas en línea tienden a crecer", sostiene Lidia Maldonado, quien junto con su esposo Hugo y su suegro Guadalupe Maldonado, tienen varios años en la producción de vinos.

Hace dos o tres años, los Maldonado abrieron el portal www.maldonadovineyards.com en el que narran la historia de cómo Lupe, el patriarca de la familia, llegó de un pequeño pueblo en Michoacán, México y después de 44 años de trabajo duro en los viñedos logró comprar diez acres en el Valle de Napa. Los Maldonado tienen hoy sus propios viñedos y bodega.

Rafael Ríos, un inmigrante mexicano traído por sus padres cuando tenía menos de tres años de edad, está haciendo su debut como productor de vinos y también tiene fincadas todas sus esperanzas de venta en su portal www.justiciawines.com.

"Estos vinos son bien recibidos porque mucha gente busca producciones limitadas de alta calidad, más artesanales, hechas por familias que le ponen atención a cada paso, una atención que no le dan las grandes corporaciones", observa Ríos, abogado de profesión y presidente de la Asociación México-Americana de Productores de Vino de Napa y Sonoma.

"Muchos como yo, no tenemos una bodega, a veces ni viñedos propios y compramos las uvas para hacer el vino. Tampoco contamos con un salón en donde la gente pueda catar sus vinos", dice Ríos.

Bulmaro Montes y sus hijas Mara y Sofía están construyendo su marca de vino como una experiencia exclusiva de la que solo podrán ser parte quienes tengan acceso a su portal de vino www.maritasvineyard.com y se hagan parte de su club.

"Lo que hacemos es que invitamos también a que venga a visitarnos a nuestra casa para que conozcan la historia de mi papá y prueben los vinos", dice Mara Montes. Bulmaro Montes llegó a los 16 años de edad, procedente de Oaxaca, México, al Valle de Napa y únicamente con la ayuda de su hermano Manuel, sus hijas Mara y Sofía, siembra sus propios viñedos y produce dos vinos rojos.

Mark Martin, un diseñador que ha ayudado a los Montes, Maldonado y Ríos con el diseño de sus sitios en el Internet, explica que debido a que la mayoría de los pequeños productores como ellos no tienen salones de cata de vinos, han encontrado que pueden tener éxito al tener acceso directo con el consumidor en línea.

"Con una presencia comercial por Internet pueden crecer su marca en una área muy competitiva del comercio como son los vinos en el Valle de Napa", anota.

Rafael Ríos, los Maldonado, los Montes son parte de un selecto grupo dominado por anglosajones, en los que familias de origen mexicano como los Frías, los Brambila, los Ceja, los Robledo, los Sotelo, Rentería y Herrera, son ya reconocidos en el exclusivo mundo vitivinícola de los Valles de Napa y Sonoma.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS