Los rebeldes sirios derriban dos aviones de combate y toman base militar

Soldados del rebelde Ejército Libre Sirio (ELS) se ven cargando un arsenal de armas antiaéreas en una furgoneta en Shaa, ciudad de Alepo, Siria.

Soldados del rebelde Ejército Libre Sirio (ELS) se ven cargando un arsenal de armas antiaéreas en una furgoneta en Shaa, ciudad de Alepo, Siria.

Foto: EFE
PUBLICADO: EST Oct 6, 2012 12:01 am EST
EL CAIRO, Egipto (EFE).— Los rebeldes sirios derribaron ayer un avión de combate del régimen en la provincia de Deir el Zur (este) y otro en la zona de Al Guta al Sharquiya, en la periferia de Damasco, donde también se hicieron con el control de una base aérea.

Los opositores Observatorio Sirio de Derechos Humanos y Comités de Coordinación Local informaron en sendos comunicados que los aviones fueron abatidos después de bombardear esas zonas, que fueron a continuación blanco de nuevos ataques de las tropas gubernamentales.

El activista Qusay al Shami, residente en los suburbios de la capital, informó a Efe vía Internet de que los insurgentes de la Brigada Abi Musa al Ashari lograron derribar el avión y capturar a la tripulación.

Un vídeo difundido en Internet sobre este derribo muestra a un grupo de rebeldes a bordo de un vehículo todoterreno, desde el que disparan con una batería antiaérea y gritan "Dios es el más grande".

Por su parte, el Observatorio señaló que el avión abatido en Deir el Zur bombardeaba la localidad de Mohsen y que su piloto fue hecho preso.

También en Al Guta al Sharquiya, los rebeldes de la denominada Brigada de los Mártires de Duma anunciaron que tomaron el control de una base de las Fuerzas Aéreas del régimen, en la que había misiles.

Los vídeos colgados en una página web próxima a la insurgencia, muestran los enfrentamientos previos entre las tropas gubernamentales y los rebeldes, así como el interior de la base, donde se aprecian equipamientos electrónicos y al menos dos cabezas de misiles.

Los rebeldes también se hicieron con el control de un puesto de control de la provincia de Deir el Zur (este), en un ataque en el que murieron cinco rebeldes y doce efectivos del régimen, según el Observatorio.

Mientras tanto, en la provincia de Alepo (norte) estallaron violentos choques entre ambos bandos en los alrededores del aeropuerto militar de Al Nayrab, uno de los más importantes del país.

El activista Abu Feras, residente en las afueras de Alepo, explicó a Efe por internet que los rebeldes tratan de arrebatar al régimen el control del aeródromo y que por el momento no disponen de cifras de víctimas en estos combates.

Los bombardeos del régimen castigaron el barrio de Al Qatargi y la localidad de Hayan, en Alepo mientras que en el resto del país se centraron en Homs (centro) y en la periferia de Damasco, en un jornada que hasta ahora se ha saldado con más de 60 muertos, de acuerdo a los grupos opositores.

El Observatorio calificó en un comunicado los bombardeos con proyectiles de mortero, tanque y aviones de combates contra el barrio de Al Jalediya en Homs como el ataque más violento desde hace cinco meses contra esta zona.

Además, en la localidad de Qudsaya, en las afueras de la capital, los Comités denunciaron la irrupción de unos 4.000 miembros de la Guardia Republicana y de la Cuarta División del Ejército (unidades de élite de las Fuerzas Armadas sirias), que quemaron varias viviendas y efectuaron numerosos arrestos.

Esta operación se produce después de que ayer murieran unos 20 miembros de las fuerzas gubernamentales en choques con los rebeldes en esta localidad.

El conflicto sirio vive una escalada de la tensión tras el ataque contra Turquía del pasado miércoles, que dejó cinco muertos y llevó al Parlamento turco a autorizar al Gobierno el envío de tropas a Siria.

De hecho, Ankara respondió hoy con fuego de artillería a un nuevo obús lanzado desde Siria que ha caído en la provincia meridional turca de Hatay, sin causar víctimas.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

Chica Fresh

NOTICIAS