Occupy LA cumple un año 'en la lucha' (Fotos)

El movimiento activista celebró su aniversario con marcha y protesta

Integrantes del movimiento ofrecieron  discursos, cantaron, desplegaron pancartas y concedieron entrevistas a la prensa; durante la marcha no hubo incidentes mayores y esta terminó de manera pacífica.

Integrantes del movimiento ofrecieron discursos, cantaron, desplegaron pancartas y concedieron entrevistas a la prensa; durante la marcha no hubo incidentes mayores y esta terminó de manera pacífica.

Foto: Ciro Cesar / La Opinión
PUBLICADO: EST Oct 2, 2012 9:00 am EST

El movimiento Occupy LA cumplió ayer su primer a,ño de vida y, para celebrarlo sus miembros organizaron una marcha en el centro de Los Ángeles.

Alrededor de las 11:30 a.m los integrantes del movimiento comenzaron a llegar a Pershing Square; durante las siguientes dos horas ofrecieron discursos, cantaron, desplegaron pancartas y concedieron entrevistas a la prensa.

"Contra todos los pronósticos, represiones y ataques de algunos medios seguimos aquí", señaló Arturo Blas, nativo de Puebla, México, quien tuvo que pedir unas horas en el trabajo para poder asistir.

"Son muchas las causas por las que peleamos, y llevan tiempo de resolver, pero algo bueno debemos estar haciendo porque ya cumplimos un año sin dejar de luchar". Entre los logros del movimiento Blas citó la detención de muchos desalojos.

Los abogados Elizabeth Martin y Richard Spix repartían galletas caseras a los presentes. "Es nuestra tradición", explicó Martin, quien se especializa en casos de discriminación. "Richard cocina y yo reparto". Según Spix, abogado especialista en derechos de los inquilinos, Martin se siente un poco como la madre de los protestantes. En la marcha del 29 de febrero los abogados repartieron 100 sándwiches entre los activistas.

El balance de un año de activismo también incluyó una mirada crítica al movimiento y sugerencias para mejorar su eficacia.

"Necesitamos un líder, más unión y más organización", opinó Eric Gurrala, que había llegado con su sobrinito de tres años. "El 1 de octubre del año pasado vine con todos mis sobrinos, pero ahora están en la escuela. Es una buena experiencia que los niños conozcan la importancia de la participación cívica", explicó notando que este año había acudido muy pocos niños a la protesta. En cuanto al movimiento dijo que las metas se habían diluido un poco. "Muchos quieren resolver sus propios problemas, no tienen paciencia, pero necesitamos unirnos más, y protestar en paz, evitar la violencia que nos hace ver mal. Con más organización y concentración podremos hacer más".

Alex Chavarría, de 18 años, coincidió con Gurrala. "Al principio era mejor. Pero mucha gente quería cambios inmediatos sin darse cuenta de que la lucha lleva tiempo", dijo. Si bien había miembros de todas las edades y razas, la mayoría de los protestantes eran personas jóvenes.

Alrededor de las 2:30 p.m. el grupo de aproximadamente 200 personas comenzó su marcha por las calles del centro de Los Ángeles.

Bill Murphy, capitán del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) encargado de controlar la protesta, dijo que los manifestantes tienen derecho a expresarse según la Primera Enmienda de la Constitución de EEUU pero que no tenían permiso para marchar y que por ello debieron hacerlo en las aceras, sin bajarse a la calle.

La marcha tuvo cuatro paradas, en frente de determinados edificios que según los miembros de Occupy, representaban al 1%. La primera parada fue frente al edifico de CCA, en el bulevar Wilshire. A continuación, se detuvieron frente al edificio de Colegios Comunitarios de Los Ángeles, exigiendo educación gratuita para todos. La tercera parada fue frente al Banco de América, en la que los activistas protestaron por los desalojos. Si bien la protesta se realizó de manera pacífica, los empleados del banco cerraron las puertas del establecimiento y no permitieron la entrada y salida de clientes. La última parada fue frente al Club de California, en la calle Flower, un club privado al que atiende el 1%.

La marcha, monitoreada de cerca por nueve motocicletas policiales, patrullas y oficiales de LAPD, terminó de manera pacífica en el parque de la Biblioteca Central. Hasta el momento del cierre de esta edición no se había producido ningún incidente.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

Chica Fresh

NOTICIAS

Close Ad