Maderas bien cuidadas

De vez en cuando supervise sus muebles y sobretodo pisos de polillas, uno de los problemas de la madera en su hogar.

De vez en cuando supervise sus muebles y sobretodo pisos de polillas, uno de los problemas de la madera en su hogar.

Foto: AP
PUBLICADO: EST Apr 16, 2012 3:01 am EST
Las piezas elaboradas en madera son sinónimo de elegancia, armonía y calidez. Pero requieren de cuidado y mantenimiento para lucir siempre su belleza casi natural.

Cualquier pieza de madera -sobre todo los pisos- requiere de un tratamiento adecuado, que no precisamente tiene que ser muy estilizado, complicado o costoso.

Requiere de cuidados sencillos si les da el trato adecuado.

"Como otros materiales, la madera se mancha con algo tan simple como el agua", explica Carmelo Hernández, un experto de la madera desde hace más de dos décadas en el área de Long Beach.

Piezas como las mesas tienen mayor protección para elementos como el agua.

Sin embargo, aún así, se llegan a manchar aunque su daño no sea severo.

"Por eso es muy importante siempre proteger este tipo de muebles", dice el experto. "La mayoría de las veces son los muebles más dañados".

Los factores naturales que más dañan la madera de interior como la del roble, el pino, el cerezo, el arce, el fresno y el nogal, entre otras, son el polvo, el exceso de humedad y los rayos del sol.

Este tipo de maderas, de acuerdo con el citado experto, son tratadas y barnizadas con dos acabados: poro abierto y poro cerrado.

Las maderas de exterior que suelen ser las teka, las iriko o las tropicales, resisten a las inclemencias del clima y no están barnizadas.

A los muebles de madera, incluso los pisos, no sólo hay que cuidarlos de las contingencias naturales o los descuidos de colocar recipientes húmedos o muy calientes: la polilla es otro asunto serio.

"A veces la polilla puede no dejar ver esos pequeños poros en la madera y darte cuenta muy tarde de que han dañado la madera", explica Carmelo Hernández.

Una limpieza simple

La madera solo basta con sacudirla, ya sea con un plumero, un sacudidor o hasta un limpiador de tela.

Pero como siempre pasa, la mayoría de las veces requiere de una limpieza más profunda y con el tiempo, de brillo.

Hernández hace algunas recomendaciones.

Si sus muebles no están barnizados, puede pasarles un trapo humedecido en agua y un poco de vinagre. Luego con otro trapo seco le puede sacar brillo.

Si están barnizados, disuelva un poco de champú para el cabello en agua, después saque brillo con un trapo seco.

Para quitar las manchas de residuos de vasos sobre la madera, una opción es frotar una pequeña porción de pasta dental con un trapo ligeramente humedecido en agua.

Arañazos y golpes

No se trata de una pelea, pero los arañazos son las agresiones más comunes en los muebles de madera.

Para eliminar los arañazos que no son muy profundos, la recomendación de Hernández es mezclar una pasta dental y aceite de oliva.

"Eso hace que se suavice un poco y luego se puede utilizar un poco de pintura del mismo color del mueble", explica.

Si no requiere de tanta pintura y es sólo un pequeño rasguño, use tinta para calzado, aunque también se venden rotuladores muy finos.

Ante un golpe que haya dañado la madera, como por ejemplo una esquina, el primer paso es limpiar la zona eliminando fragmentos y astillas sueltas.

Esa reparación se puede hacer con pasta o nasukkas para madera.

En algunos casos, dependiendo el daño, puede comprar el llamado "taco" de madera.

Fuera polilla

De vez en cuando supervise sus muebles y sobretodo pisos, de estos animalitos.

Existen líquidos que se pueden utilizar para tratar la madera y eliminarlos. Tenga mucho cuidado con las compras de garage.

En ocasiones se venden muebles infectados con estos animales y usted puede llevarlos a casa sin darse cuenta.

"Si se detectan, lo mejor es la fumigación porque a veces no sólo pueden estar en los muebles", comentó el experto.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

Chica Fresh

NOTICIAS

Close Ad