Piden rechazar cambios a ley de Alabama

Activistas locales insistieron en que la iniciativa no contrarrestará los efectos causados por la ley original e incluso insistieron en que contiene medidas más extremas

Esta ley continuará propiciando el perfil racial; la única salida  es rechazar por completo la  HB56, dicen activistas.

Esta ley continuará propiciando el perfil racial; la única salida es rechazar por completo la HB56, dicen activistas.

Foto: Archivo
PUBLICADO: EST Apr 11, 2012 12:01 am EST

WASHINGTON, D.C.- Una nueva propuesta para modificar la polémica ley de Alabama HB56, no ha logrado el apoyo de grupos locales pro inmigrantes, que ayer llamaron al rechazo absoluto de la medida.

Aunque el creador de HB56, Micky Hammon, calificó la reciente propuesta (HB658) como un avance, que hará de la legislación algo "más funcional", sobre todo en el área empresarial y de educación, no parece suficiente.

Grupos hispanos y de derechos civiles locales, insistieron en que la iniciativa no contrarrestará los efectos causados por la ley original e incluso insistieron en que contiene medidas más extremas.

HB56, debatida ahora en las cortes, permitía a los oficiales verificar el estatus migratorio de las personas si sospechaban que eran indocumentados. También autorizaba las escuelas indagar y revelar el estatus de los alumnos y sus familiares.

Asimismo, prohibía a los indocumentados realizar transacciones de negocios con empresas del estado, lo que repercutía en necesidades tan básicas como el pago de alquiler y acceso a suministros públicos.

La ley está siendo impugnada en las cortes y hasta el momento se ha logrado el bloqueo de sus apartados más controversiales.

Ahora, HB658 elimina las disposiciones que afectaban a los estudiantes tanto en universidades como escuelas. Además, la policía sólo podrá indagar sobre el estatus migratorio, cuando detiene a una persona por una infracción. En el caso de los alquileres, se prohíben los contratos con indocumentados, que sean firmados después que la ley entre en vigencia.

"El oficial tendrá la autoridad de revisar el estatus migratorio de todos los pasajeros en el auto, esto implicará un acoso a ciudadanos estadounidenses que se encuentran en familias con un estatus mixto", explicó Justin Cox, abogado de ACLU Immigrant Rights Project.

"HB658 no borra la marca dejada por HB56, sino que continúa con el sufrimiento de la comunidad en Alabama. Sigue perpetuando el miedo y la confusión entre la comunidad inmigrante y va en directa oposición a nuestros valores", insistió Isabel Rubio, directora ejecutiva de Hispanic Interest Coalition de Alabama.

"Este es un intento por arreglar algo que no tiene solución [?] Esta ley continuará propiciando el perfil racial, la única salida en este punto, es rechazar por completo HB56", dijo, Bernard Simelton, presidente de NAACP Alabama State Conference.

Líderes locales como Zayne Smith, coordinadora de la campaña "Una Familia, Una Alabama", de Coalición para la Justicia de Inmigrantes, explicó que ni siquiera en el área de negocios –una de las más destacadas por Hammon- la ley provee una alternativa viable.

La iniciativa, continúan, obliga el uso de E-Verify, un servicio en línea, utilizado de manera voluntaria por empresas, para comprobar el estatus migratorio de los empleados.

Los grupos locales están pidiendo a los legisladores demócratas del estado, que no acepten los cambios HB658, aunque a simple vista suavice ciertas partes de HB56. Con mayoría republicana entre legisladores estatales, es probable que la nueva medida sea aprobada, lo que implicaría partir de cero en las cortes para impugnar la legislación.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

NOTICIAS