Candidato a la alcaldía se aferra a 'mexicanidad'

Tiene un apellido italiano y los rasgos de un político blanco. Pero Eric Garcetti se dice latino y contiende como tal para Los Ángeles.

Eric Garcetti frente a varios oficiales públicos la semana pasada en una conferencia de prensa en la alcaldía de LA.

Eric Garcetti frente a varios oficiales públicos la semana pasada en una conferencia de prensa en la alcaldía de LA.

Foto: Aurelia Ventura / La Opinión
PUBLICADO: EST Apr 9, 2012 12:01 am EST

Siendo el influyente líder del Concejo de Los Ángeles, de 2005 a 2011, Eric Garcetti colocó bajo el grueso cristal de su escritorio una vieja fotografía en blanco y negro donde aparecían una mujer de rasgos indígenas y un niño de siete años, ambos con ropa humilde.

Garcetti mostraba la reliquia cada vez que era necesario resaltar su herencia mexicana, oculta en su apellido italiano y sus rasgos físicos. Se trataba de la tarjeta de inmigración de su bisabuela paterna, Guadalupe, y su abuelo Salvador, que los describía como personas de "complexión muy oscura".

Era la prueba de cómo su bisabuela Guadalupe, quien toda su vida sólo habló español, había traído el apellido Garcetti a Estados Unidos (borrando el nombre de su familia, Delgado), después de que su esposo, un inmigrante italiano, murió en la Revolución Mexicana.

Este es uno de los recursos que Eric Garcetti está utilizando para capturar los más de 640,000 votos de los hispanos en esta ciudad (quienes representan el 50% de la población), tan útiles para ganar la dura contienda por la Alcaldía en 2013. Su idea es recibir la estafeta de Antonio Villaraigosa, el primer latino en ese cargo en más de cien años.

Pero el concejal de Hollywood se ha topado con ciertas dificultades para ser identificado como un candidato "cien por ciento" de ese grupo étnico, algo que sí ocurrió con Villaraigosa, nieto de migrantes mexicanos y criado en el este de la ciudad Los Ángeles.

En parte se debió a que su padre, el exprocurador de Distrito, Gil Garcetti, no explotó tanto su origen mexicano sino hasta el año 2000, cuando competía por un tercer período contra un fuerte oponente, Steve Cooley, quien finalmente lo dejó atrás en las urnas.

"Nunca lo he mirado como un candidato hispano", manifestó David Guzmán, del Concejo Vecinal de Mission Hills. "No creo que la comunidad latina lo vaya a tomar con el mismo entusiasmo como a Villaraigosa; el perfil de él es más blanco", resaltó el activista.

Garcetti lo sabe y en los últimos años ha hecho todo lo posible para tumbar esa percepción: siempre se ha presentado como el quinto concejal latino de Los Ángeles, se ha involucrado en la mayor cantidad de asuntos que afectan a los hispanos en todo el país y ha perfeccionado su dominio del español.

Incluso interpretó en dos ocasiones el papel del alcalde latino de Los Ángeles "Ramón Quintero" en la serie de televisión The Closer, en la cual su padre trabaja como consultor de producción.

El edil, cuya campaña política ha recaudado más de un millón de dólares, quedando en segundo lugar por donativos, afirma que no sólo su origen italiano-mexicano-judío, sino sus acciones como servidor público, le han ayudado a ganar la simpatía de éstos y otros grupos en la ciudad.

"Mi herencia latina es lo que soy, lo que he sido, lo que formó mi historial político", comentó Garcetti en una entrevista con La Opinión hace unos días. "No hay duda que el próximo alcalde necesita hablarle a la comunidad latina, representarla; pero no tiene que ser latino. Pero si yo puedo serlo, lo seré", dice.

"Los latinos buscan a alguien que esté conectado con ellos", recalcó el funcionario.

Angélica Salas, directora de la Coalición Pro Derechos de los Inmigrantes (CHIRLA), se sorprende al ser cuestionada sobre la "mexicanidad" de Garcetti. "Si tu abuelo es mexicano, tú también lo eres", dice.

"Él representa a Los Ángeles, que es una ciudad diversa; es la mezcla que vemos en Los Ángeles", subraya Salas, quien indica que cada vez que la organización ha pedido el apoyo del concejal en asuntos relacionados con la comunidad hispana su respuesta ha sido inmediata.

Una de las promesas de campaña de Garcetti es abrir la Oficina de Asuntos de Inmigrantes en la Alcaldía, que operó durante la administración de James Hahn (2001-2005). "Para que los inmigrantes vengan, como lo hacen con el Consulado de México, a involucrarse con redes, con la comunidad", señaló.

Otra propuesta es dar seguimiento al desarrollo académico de los latinos. "Para asegurar que obtengan títulos profesionales y se integren a instituciones influyentes", explicó.

Como lo hizo en su campaña electoral del año 2000, Gil Garcetti comentó a La Opinión que su familia tiene más herencia mexicana que italiana. "Mi abuela tenía la piel muy oscura. Ella siempre dijo que uno de los grandes errores que cometí en la vida fue no haber aprendido a hablar español de manera fluida. Ella tenía razón", mencionó.

Y así defiende la sangre de Guadalupe Delgado que corre por las venas de los Garcetti: "A mi hijo le gusta el menudo [caldo hecho con el vientre de las reses] y el chorizo".

Eric Garcetti se acerca después del comentario de su padre y sigue con una broma. "La 'panza' [sinónimo de menudo] me hace fuerte. Incluso la puedo preparar", dice con una sonrisa.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

Chica Fresh

NOTICIAS

Close Ad