Luchan por mantener educación para adultos

Los recortes que dejan a unos 200,000 estudiantes de educación para adultos sin programas, a causa del déficit en el presupuesto del distrito

Una multitud protestó ayer en la Plaza del Mariachi, en Los Ángeles, por la propuesta que eliminaría los programas de educación para adultos hechos por LAUSD.

Una multitud protestó ayer en la Plaza del Mariachi, en Los Ángeles, por la propuesta que eliminaría los programas de educación para adultos hechos por LAUSD.

Foto: Ciro César / La Opinión
PUBLICADO: EST Mar 30, 2012 12:20 am EST

Cientos de los miles de estudiantes del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) que se quedarán sin acceso a educación para adultos se manifestaron ayer en una protesta multitudinaria en la Plaza del Mariachi en el Este de Los Ángeles, en la que con pancartas y consignas en contra de los dirigentes del distrito expresaron su descontento por la eliminación de estos programas.

"¡No nos vamos a dejar! ", gritaban al unísono las cerca de 400 personas que atentamente escuchaban las palabras de apoyo del concejal de la ciudad de Los Ángeles José Huizar, quien estuvo presente. "No es justo y no vamos a permitir que nos quiten la educación para adultos", exclamó el concejal.

La mayoría de los manifestantes sostenían pancartas de reclamo en contra de la presidenta de la junta escolar del distrito Mónica García por no haber luchado lo suficiente a evitar los recortes que dejan a unos 200,000 estudiantes de educación para adultos sin programas, a causa del déficit en el presupuesto del distrito que asciende a 557 millones de dólares.

María Ortiz, madre de dos estudiantes de primaria del distrito llevaba seis meses tomando clases de inglés para poder ayudar a sus hijos con sus tareas. Ahora solo tiene un par de meses más para aprender el idioma antes de que se eliminen estos cursos.

"No solo no podré ayudar a mis hijos con sus tareas, sino que no podré, como hasta ahora, comunicarme con los doctores cuando tengo que llevar a mis hijos al hospital cuando se enferman", dijo la todavía estudiante de la escuela para adultos Roosevelt.

En la protesta se encontraban también maestros del sindicato de Los Ángeles (UTLA), quienes están a punto de perder sus empleos por esta misma situación.

"Esto es inconcebible y inexcusable. Si no tenemos educación para adultos va a ser un desastre para la ciudad entera de Los Angeles", expresó John Mears, instructor de inglés en West Valley Occupational Center y empleado del LAUSD por más de 25 años.

Entre los presentes solo un miembro de la junta escolar del LAUSD se encontraba apoyando a los manifestantes y era Bennett Kayser, representante del distrito 5, quien compartió

con La Opinión que está seguro de que esa gente no olvidará quién de los miembros de la junta los apoyó en estos difíciles momentos y quién no.

El futuro de la educación pública para adultos no se determinará sino hasta después de las elecciones de noviembre, cuando se sepa si el electorado aprobara el impuesto sobre la propiedad que el superintendente John Deasy propone para obtener los fondos que el distrito necesita.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS