Se educan tras las rejas

Nuevo programa ofrece capacitación a jóvenes encarcelados en Lancaster

El objetivo es que los internos tengan  la oportunidad de aprender un oficio que les permita  integrarse a la sociedad.

El objetivo es que los internos tengan la oportunidad de aprender un oficio que les permita integrarse a la sociedad.

Foto: J. Emilio Flores / La Opinion
PUBLICADO: EST Mar 29, 2012 1:30 am EST

Aunque están detenidos en un centro correccional de menores en Lancaster, alrededor de 250 jóvenes vieron ayer la esperanza de tener un futuro prometedor al inaugurarse el programa de educación vocacional en uno de los centros de detención más grandes del país. Este programa pondrá en manos de estos jóvenes las herramientas para salir de ese centro con una carrera en una de 20 áreas de la industria de la construcción.

Bulding Skills (o Creando Habilidades) es el nombre de este programa que la Oficina de Educación del Condado de Los Ángeles (LACOE) junto con el Departamento de Corrección de Menores del Condado anunciaron ayer en la preparatoria de LACOE Christa McAuliffe, que opera como una preparatoria regular dentro del centro correccional Challenger Memorial Youth Center en Lancaster.

"Este programa ayuda a los jóvenes encarcelados a darles una segunda oportunidad de educación que les evite regresar a este centro", dijo a La Opinión el superintendente de educación del condado de Los Ángeles, Arturo Delgado.

"Creo que hemos pasado por alto por muchos años esta población estudiantil y este programa ahora podrá convertirse en un modelo nacional a seguir", resaltó el superintendente de LACOE, el cual actualmente opera 13 preparatorias acreditadas en centros de detención que atienden diariamente a cerca de 2,300 estudiantes encarcelados.

De tener éxito, este programa serviría de ejemplo para los centros correccionales y distritos escolares que atienden a más de 1.6 millones de jóvenes que se encuentran bajo el sistema de corrección juvenil a nivel nacional, de acuerdo con los datos de la Oficina de Justicia Juvenil del Departamento de Justicia.

Las instalaciones que cuentan con herramientas y equipo innovador en las áreas de construcción, plomería, electricidad, carpintería, entre otras, son lo que más motiva a los jóvenes detenidos a terminar este programa, que requiere de 210 horas para completarse.

Las áreas de trabajo y el equipo tuvieron un costo de $150 mil que provino de fondos de Título I y de parte de la Junta de Supervisores del Condado de Los Ángeles. Este programa pronto estará en otros centros correccionales de menores, como el centro Miller de Malibu en junio de este año.

"En esta escuela los jóvenes obtienen esperanza de un futuro que en la mayoría de los casos no conocieron en sus hogares y al llegar aquí se dan cuenta de que son capaces de tener una mejor vida", dijo Roger Espinosa, instructor de escuelas en centros de detención de LACOE.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS