Campesinos piden controlar calor en el trabajo

La propuesta permitiría que los trabajadores realicen arrestos civiles cuando no se les ofrezcan condiciones adecuadas.

Un campesino se cubre del sol con un sombrero.

Un campesino se cubre del sol con un sombrero.

Foto: EFE
PUBLICADO: EST Mar 29, 2012 4:54 pm EST

Los Angeles (EFE).- Varias docenas de campesinos provenientes del Valle Central de California pidieron hoy, en el Capitolio estatal, apoyo a una propuesta de ley que busca que los mismos trabajadores puedan obligar al cumplimiento de las normas de protección contra el calor en los campos.

La propuesta permitiría que los mismos trabajadores realicen incluso arrestos civiles cuando no se les ofrezcan condiciones adecuadas de sombra y agua, ante la supuesta ineficacia de la División de Salud y Seguridad Ocupacional del Departamento de Relaciones Industriales de California (Cal/OSHA, en inglés), la entidad de velar por la seguridad de los trabajadores.

"Hemos trabajado duro bajo muy malas condiciones, con altas temperaturas, sin sombra y con agua que no es fresca", aseguró Gerardo Bonilla, uno de los trabajadores que hoy pidió a los legisladores que aprueben la medida "que protege nuestros derechos y nuestra vida".

El proyecto de ley de Seguridad de los Trabajadores Campesinos 2012 (AB 2346), presentado por la asambleísta demócrata de Los Ángeles Betsy Butler, busca evitar que los trabajadores pongan en riesgo su vida mientras realizan sus labores en el campo de cultivo con temperaturas frecuentemente superiores a los 100 grados Fahrenheit.

Según ha afirmado repetidamente Arturo Rodríguez, presidente de la Unión de Campesinos (UFW, en inglés), el sindicato que agrupa a los trabajadores del campo, desde 2005 -cuando California estableció la primera regulación para protegerlos contra el exceso de calor en las cultivos- han muerto al menos 16 trabajadores por esta causa.

La propuesta de ley también responsabiliza a las empresas cultivadoras de las violaciones a la ley de protección contra el calor cometidas por sus contratistas.

Dentro de los argumentos expuestos también se resaltó que la medida no implica ningún costo adicional para los contribuyentes.

En un caso que atrajo la atención nacional, María Isabel Vázquez Jiménez, de 17 años, falleció el 16 de mayo de 2008, en Lodi, California, dos días después de sufrir un colapso por exceso de calor, mientras trabajaba en los campos de cultivo. La adolescente, originaria de Oaxaca, estaba embarazada.

De acuerdo con la investigación del Departamento de Salud Ocupacional de California, la joven llegó a alcanzar una temperatura corporal de 108 grados Fahrenheit antes de sufrir el colapso.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

NOTICIAS