Buscan más recursos para hallar migrantes

Quieren coordinar los esfuerzos para poder disminuir impunidad contra indocumentados

Candelario Castillo hace un año que busca a su hijo, y ahora se enfrenta a México en la CIDH.

Candelario Castillo hace un año que busca a su hijo, y ahora se enfrenta a México en la CIDH.

Foto: Antonieta Cádiz/La Opinión
PUBLICADO: EST Mar 27, 2012 12:22 am EST

WASHINGTON, D.C.— Candelario Castillo ha buscado a su hijo por un año. El joven partió esperanzado con un grupo desde Guanajuato, en busca del sueño americano, pero desapareció en el intento. Entidades como Comisión Nacional de Derechos Humanos en México han estimado que este problema, podría afectar a cerca de 20 mil personas al año, en su mayoría provenientes de Centroamérica.

La semana pasada, Castillo junto a organizaciones locales en busca de desaparecidos, se enfrentaron al gobierno mexicano en la Corte Interamericana de Derechos Humanos. "Se está haciendo todo lo posible", afirmó el estado, mientras en terreno, Castillo y otros, reclaman que nadie responde sus llamados y se indignan cuando llegan ataúdes que no pueden ser abiertos.

"Venimos a pedir el apoyo de organizaciones, para presionar al gobierno que no está haciendo nada para la búsqueda de nuestros desaparecidos", aseguró.

Al igual que Castillo, mujeres como Rosa Santos, hondureña, se cansaron de esperar y formaron caravanas para recorrer México buscando a sus familiares. Así nació el Foro Nacional para las Migraciones en Honduras (FONAMIH).

"En Honduras tenemos más de 600 desaparecidos. Queremos buscar la verdad ¿donde están? Hemos caminado mucho en México, nunca hemos encontrado a un cónsul de nuestro país. Es mentira que ayudan".

"Si en México tienen tanta tecnología para pruebas de ADN ¿porque se equivocan al enviar los cuerpos? ¿por qué se oponen a que se abran esos ataúdes?", se cuestionó Santos. En tanto, en El Salvador, organizaciones como el Comité de Familiares de Migrantes Fallecidos y Desaparecidos (Cofamide), han logrado avances que pretenden ampliarse en la región.

A finales del 2011 la Cancillería, junto a COFAMIDE y la PDDH anunciaron la creación del primer banco genético para identificar desaparecidos. Las tres organizaciones tienen registrados alrededor de 600 casos de migrantes no localizados.

La vocera de Cofamide, Lucy de Acevedo, se mostró orgullosa con el avance, pero aseguró que aún queda mucho camino por recorrer y este es sólo el primer paso.

"El dolor no termina al entregar un cuerpo. Un sobre con un par de pesos y ahí queda todo ¿y el dolor qué? ¿y los responsables qué?", comentó.

La semana pasada estas organizaciones y otras, se unieron bajo una misma voz, ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Ahí destacaron lo que califican como la "ineptitud de las autoridades para identificar a los migrantes".

También insistieron en la necesidad de crear una base de datos forenses a nivel nacional y regional para facilitar el acceso a la información de desaparecidos. Asimismo, exigieron el desarrollo de una comisión forense independiente, que supervise la identificación de los restos.

Hasta el momento las organizaciones habían trabajado en relativo aislamiento en sus respectivos países, sin embargo un nuevo esfuerzo lanzado ayer, pretende coordinar sus filas y ampliar su voz en Estados Unidos, un aliado esencial para México en diversos niveles.

Open Society Foundations y WOLA, presentaron el proyecto Red Regional para la Verdad y Justicia de los Migrantes, que tiene como objetivo unir esfuerzos locales, aumentar sus capacidades y representación legal.

La iniciativa será coordinada por la Fundación para la Justicia y el Estados Democrático de Derecho, ubicada en México y está integrada por grupos en diversos países de Centroamérica.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

NOTICIAS