Villaraigosa 'apaga el fuego' en LAFD

PUBLICADO: EST Mar 14, 2012 2:23 am EST
El alcalde de Los Ángeles Antonio Villaraigosa aseguró ayer que el tiempo de respuesta de los bomberos no se ha incrementado debido a un plan que, en respuesta el déficit municipal, distribuyó las bases de la corporación según la demanda de los residentes.

Una discrepancia en la frecuencia en que el departamento atendió incendios o urgencias médicas ha desatado la polémica en Los Ángeles y se ha convertido en un tema electoral a menos de un año de que se elija en las urnas al sucesor de Villaraigosa.

Cuando el Concejo Municipal votó por el llamado plan de redistribución, para reducir el enorme hueco fiscal de la ciudad, el LAFD indicó que los bomberos acudían a una escena en cinco minutos en el 80% de las llamadas, aunque recién se reveló que en realidad sólo era en el 64% de las veces.

El jefe del LAFD, Brian Cummings, explicó ayer por la mañana que esta variación se debió al cambio del método de cálculo, que antes se hacía "a mano" y que ahora utiliza un moderno sistema de cómputo.

"Aunque hay más demanda [se calcula un aumento del 3% año con año] los tiempos de respuesta del departamento han permanecido al mismo nivel", insistió el alcalde en un conferencia de prensa que se realizó en la estación de bomberos número 3, en el centro de Los Ángeles.

"Le aseguro a cada angelino que están seguros y que los bomberos estarán ahí cuando los llamen", recalcó el funcionario. "La seguridad pública es la más alta prioridad de la ciudad", subrayó.

Cummings reconoció que se han registrado problemas en la central de llamadas de emergencia del departamento este año, como lentitud en la red de comunicación con las estaciones de bomberos, pero afirmó que ahora el sistema está operando adecuadamente.

Algunos concejales han reclamado que las cifras que proporcionó la agencia el año pasado deben ser rectificadas; algunos se han sentido incluso engañados. Ayer, el jefe de bomberos les respondió: "toda la información que este departamento ha proporcionado al público y al gobierno de la ciudad ha sido transparente".

La Oficina de la Contralora Municipal ha sido comisionada para realizar una auditoría a los tiempos de respuesta de los bomberos; mientras que la Agencia de Información Tecnológica (ITA) estará a cargo de poner al día el obsoleto sistema computacional del LAFD.

El Sindicato de Bomberos de Los Ángeles (UFLAC) advirtió el año pasado que modificar la ubicación de las bases pondría en grave riesgo a los residentes de la ciudad y a los bomberos. En una carta, su presidente, Pat McOsker reclamaba ayer que "la gente de esta ciudad ha sido puesta en peligro de manera innecesaria y deshonesta".

Ayer mismo el alcalde Villaraigosa le respondió a McOsker, quien estuvo presente en la conferencia, con dureza: "Es una carta irresponsable y refleja la falta de liderazgo" en el sindicato.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS