Gasolina vacía los bolsillos angelinos

Hay varios puestos de gasolina en la ciudad donde el precio del combustible regular supera el costo promedio de $4.35.

Hay varios puestos de gasolina en la ciudad donde el precio del combustible regular supera el costo promedio de $4.35.

Foto: Ciro Cesar / La Opiniónm
PUBLICADO: EST Mar 13, 2012 1:19 am EST
WASHINGTON, D.C.- Los Ángeles es la ciudad con los precios de gasolina más altos en el país: 4.35 dólares por galón (3.7 litros), de acuerdo a la nueva encuesta Lundberg. A nivel nacional se ha registrado un alza de 12 centavos en las últimas dos semanas ¿De quién es la culpa? El gobierno insiste en que se ha hecho todo lo posible para controlar el problema, en su nuevo reporte sobre dependencia del petróleo. Mientras, los republicanos lo niegan, en una de las líneas de ataque más fuertes, en este año de elecciones. Un punto que sí es indiscutible es que los hispanos son uno de los grupos más afectados por el incremento. Los estados con los índices más altos de población latina registran los precios más elevados de gasolina a nivel nacional, según AAA. California con $4.3, Nueva York con $3.9, Nevada con $3.8, Florida con $3.7 y Texas con $3.6. Entre California y Wyoming -que es el estado con el índice más bajo-, hay exactamente, un dólar de diferencia por galón. De acuerdo a la encuesta realizada en 2011 por el Instituto de Política Pública de California (PPIC), el 83% de los latinos se transportan usando como medio principal sus automóviles, lo que los hace más vulnerables a nivel económico, frente a las variaciones en el precio de la gasolina. El secretario del interior Ken Salazar, insistió ayer durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca, en que la Administración tiene "todas las opciones sobre la mesa" si el problema persiste y llega a los temidos 5 dólares por galón. La preocupación de Salazar es lógica. Los precios de la gasolina han experimentado un ascenso continuo. En marzo de 2011 el costo por galón era 31 centavos más barato. Las razones son variadas. El alza general de 30 dólares en el crudo a nivel mundial, el incremento de la demanda en países como China e India y la inestabilidad política en áreas como Medio Oriente. En su nuevo informe, el gobierno destacó logros como el descenso cercano a un millón de barriles al día, en la importación de petróleo en 2011, llegando a 8.4 millones diarios. Junto a esto mencionó el aumento en la producción a nivel doméstico – la más alta en los últimos ocho años-, además del desarrollo de nuevos estándares de eficiencia energética para autos y otros proyectos. "El reporte señala que hemos progresado […] Pero a pesar de eso, los altos precios son un doloroso recordatorio de que se necesita más trabajo para liberarnos de nuestra dependencia del petróleo extranjero y tomar el control de nuestro futuro energético", declaró el presidente Barack Obama. Líderes republicanos han criticado la gestión del gobierno como insuficiente, sobre todo por bloquear el proyecto de oleoducto Keystone XL. El presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner (R-OH), ha cuestionado en varias oportunidades al mandatario por "ceder ante las demandas de grupos ambientalistas extremos". "Si aumentar las perforaciones fuera la respuesta, estaríamos viendo precios más bajos ahora, porque hemos incrementado la producción doméstica, pero no es así", enfatizó el secretario de prensa de la Casa Blanca, Jay Carney. Salazar rechazó las críticas e insistió en que a diferencia de gobiernos anteriores, ahora se está atacando el problema de raíz. "Los precios del petróleo se fijan en el mercado global, nosotros no los controlamos. En el pasado nadie se había embarcado en una estrategia energética. Ahora, no sólo estamos enfocados en crear un sistema que sea más eficiente, pero en dar el salto definitivo para el uso de fuentes de energía alternativa", comentó. "Cada vez que tenemos alzas marcadas en los precios, la retórica política sube", agregó. Por ahora, la reacción del público y su efecto en las elecciones de noviembre, todavía es una incógnita. Sin embargo, los números preliminares no son alentadores para Obama. En la última encuesta realizada por Washington Post/ABC la popularidad del presidente cayó 4 puntos a 46% y dos tercios de los participantes dijo desaprobar la manera en que está manejando el alza en los precios.
Agrega un comentario

MÁS NOTAS

Chica Fresh

NOTICIAS

Close Ad