Israel decidirá sobre ataque a Irán con o sin EEUU

El primer ministro, Benjamin Netanyahu, dijo que "nunca" pondrá en riesgo la seguridad israelí.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama (d), se reúne con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu (i).

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama (d), se reúne con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu (i).

Foto: EFE
PUBLICADO: EST Mar 6, 2012 12:01 am EST

Washington (EFE).- El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, afirmó hoy ante el principal grupo de presión judío en EE.UU. que "nunca" pondrá en riesgo la seguridad israelí, horas después de que comunicara al presidente estadounidense, Barack Obama, que Israel debe ser "dueño de su destino" respecto a Irán.

"Como primer ministro, nunca pondré en riesgo la seguridad del Estado de Israel", dijo Netanyahu, durante un discurso de casi media hora, al ser recibido con una prolongada ovación en la gala anual del Comité de Asuntos Públicos Estadounidense-Israelí (AIPAC).

El primer ministro israelí se quejó de que "increíblemente" muchos en la comunidad internacional no reconocen que Irán está persiguiendo armas nucleares y está construyendo instalaciones para el enriquecimiento de uranio pero no con "fines científicos" como alega el Gobierno iraní.

Según Netanyahu, Irán está persiguiendo armas nucleares y es hora de "llamar las cosas por su nombre".

Asimismo, señaló que el presidente Obama, con quien se reunió en el Despacho Oval de la Casa Blanca, reiteró su compromiso de impedir que Irán consiga esas armas.

"Israel tiene exactamente la misma política", afirmó Netanyahu, quien acusó nuevamente a Irán de violar todas las normas internacionales y de patrocinar el terrorismo.

Agregó que Irán es responsable de la muerte de centenares, quizá miles, de estadounidenses y advirtió que si Irán actúa así sin armas nucleares, sería peor si las consigue y alienta de esa forma una carrera armamentista.

Según Netanyahu, el concierto de naciones ya ha intentado la vía diplomática y las sanciones pero, a su juicio, eso no ha funcionado porque, pese a que las sanciones han perjudicado su economía, Irán prosigue con su programa nuclear.

"Ninguno de nosotros puede esperar más tiempo...nunca permitiré que mi gente viva a la sombra de la aniquilación", enfatizó Netanhyahu, quien reiteró lo que comunicó antes a Obama- "Siempre debemos ser los dueños de nuestro destino".

Netanyahu y Obama se reunieron en privado en el Despacho Oval durante cerca de casi tres horas para discutir, casi exclusivamente, la creciente amenaza del programa nuclear iraní.

Obama dijo que tanto él como el primer ministro israelí prefieren resolver el asunto por la vía diplomática porque entienden "los costos de cualquier acción militar".

Pero Netanyahu dijo que Israel tomará una decisión sobre si lanza o no un ataque militar preventivo contra Irán, con o sin Estados Unidos.

"Israel debe tener siempre la capacidad de defenderse, por sí solo, contra cualquier amenaza... Israel tiene el derecho, el soberano derecho, de tomar sus propias decisiones", manifestó Netanyahu, al insistir en que Israel debe ser "dueño de su destino".

En las últimas semanas, Israel ha insinuado que sopesa un posible ataque preventivo contra las instalaciones nucleares iraníes en los próximos meses, por considerar que representan una amenaza demasiado peligrosa.

En ese sentido, al salir del encuentro con Obama, Netanyahu dijo a los periodistas que la comunidad internacional está unida para hacer frente a la amenaza nuclear iraní.

"Logramos convencer a la comunidad internacional de que estamos hablando de una verdadera amenaza y peligro", manifestó Netanyahu.

Israel, además, ha logrado "poner el asunto iraní en el orden internacional de prioridades", agregó.

Sin embargo, al Gobierno de Obama no le interesa una medida que podría desatar otra guerra en Oriente Medio, en pleno año electoral y cuando EE.UU. acaba de dar por terminada la de Irak y busca poner fin en dos años y medio a la de Afganistán.

La gala de AIPAC es uno de los eventos principales de su conferencia anual de tres días y que este año contó con la participación de unos 13,000 activistas, además de diversos líderes políticos, entre ellos los principales líderes demócratas y republicanos del Congreso.

Obama se dirigió a la conferencia de AIPAC el domingo, en un discurso en el que instó a abandonar los "rumores absurdos de guerra" que sólo favorecen a Irán.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

Chica Fresh

NOTICIAS