Despiden a Joanna

Unas 300 personas se reunieron para acompañar a la familia durante el funeral de la pequeña que murió tras un  presunto altercado.

Unas 300 personas se reunieron para acompañar a la familia durante el funeral de la pequeña que murió tras un presunto altercado.

Foto: Emilio Flores / La Opinión
PUBLICADO: EST Mar 5, 2012 12:42 am EST
Entre llantos, desconcierto y muchas dudas, unas 300 personas ingresaban lentamente a decir su último adiós a Joanna, una nena de escasos 10 años de edad que murió hace diez días tras un presunto enfrentamiento en su escuela primaria. El funeral de Joanna Ramos comenzó con una balada que ella cantaba con sus compañeras del quinto grado: "I Will Always Love You (Siempre te amaré)". Mientras se escuchaba en los altavoces la canción de Whitney Houston, Cecilia Villanueva, la madre de la niña que murió hace diez días después de una riña con otra niña de 11 años, descansaba su cabeza en el hombro de su marido. Por otro lado, el padre de Joanna, quien había sido deportado y recibió permiso para regresar a Estados Unidos para el sepelio, estuvo sentado a la distancia. Y atrás de ellos, llenando todos los asientos de la capilla del Hollwood Forever Cemetary y hasta parados en las filas, estuvieron unos 300 familiares, amigos y desconocidos que se habían enterado de la noticia de que el caso que se había convertido en un homicidio. "Lo hemos escuchado en las noticias por todo el mundo. Hoy la entregamos a Dios, no como noticia, pero siguiendo la voluntad de nuestro creador, Tu lo permitiste", dijo el Padre de la Iglesia La Santísima Trinidad de Long Beach, Armando Leyva. "Alguien tuvo que morir para darnos la lección, de cómo se es ser mamá, y papá". "Ya sabes dónde estoy, mami, ahora sí estoy bien", Leyva continuó, y al oír eso, Villanueva asintió con la cabeza. En el velorio que se llevó a cabo el sábado pasado, la prima de Joanna, Silvia Catalán, de 21 años, contó como fueron los acontecimientos la tarde del 24 de febrero, el día en que murió Joanna. Silvia la recogió del programa de después de escuela porque Joanna tenía dolor de cabeza, y estuvo con ella hasta que falleció en el hospital, horas más tarde. "Le pregunté si alguien la estaba acosando y sólo lloró", relató Catalán. "A Joanna no le gustaba pelear, dijo, y quería ser una cantante, una estrella." añadió. "Ella no era famosa y ahora está viviendo su sueño de muerte", siguió Catalán. En una entrevista con La Opinión, la joven Catalán agregó que la familia de la niña que presuntamente golpeó a Joanna no se ha comunicado con ellos porque tienen un abogado y no pueden hablar. Entretanto agentes del Departamento de Policia de Long Beach (LBPD), afirman que la investigación sobre el homicidio de Joanna continúa, por lo que entregarán el caso a la Fiscalía del Condado de Los Ángeles para que decidan si van a perseguir con cargos. Las dos niñas eran compañeras del quinto grado en la primaria Willard, y alumnos dijeron que Joanna peleó por defender a una amiga, y que el altercado fue sobre un niño. Los padres de Joanna no quisieron hablar duarante el velorio. Anita Aguirre, de 65 años, amiga de Villanueva a quien conoció en El Salvador, ofreció unas palabras: "Parece que a Dios le faltaba un ángel. Esta niña no se ha ido. Ella siempre estará en nuestro corazón. En nombre de la familia les damos las gracias que los están apoyando". Según Gina Orozco, predicadora Católica del servicio de duelo, un familiar de la familia de Joanna murió hace 3 meses. "Yo vi la noticia y jamás me imaginé que me iban a hablar para este rosario", dijo. Muchos se limpiaban las lágrimas, pero la madre y los familiares no lo hacían. Después del velorio, Villanueva, madre de la menor y de 41 años de edad, comentó sobre la muerte de su hija, "Para mi familia, como dije, ya pasó". "Por lo menos que la niña (que presuntamente la golpeó) aprenda, que aprenda la lección", suplicó. "Y con el apoyo me he sentido muy bien. Han venido personas que ni conozco. Sí, me siento contenta que la gente vino a conocerla, lo aprecio". Ayer, después del servicio fúnebre, el nuevo esposo de la madre de Joanna, Teofilo Villanueva, de 36 años, expresó: "Hoy para nosotros fue algo especial porque así lo siento yo, que ella ya se fue y queremos nadamás que se vaya con Dios. Y tener los recuerdos que ella nos dejó. Los familiares soltaron palomas al vuelo en señal de paz. Cecilia Villanueva dejó ir a la primer paloma, que simbolizaba el espíritu de Joanna, y se quedó mientras el ave soltaba vuelo ante el diáfano atardecer para que posteriormente las hermanas de Joanna, su padre, sus abuelos y otros familiares, dejaran volar las demás palomas. Al final, todos subieron a otro edificio a despedir a la joven para que fuera sepultada en un mausoleo. "Ya está descansando", dijo una desconocida, Ana Escobar, de 53 años, mientras armaban el mausoleo con un bloque de mármol. "Qué barbaridad", finalizó.
Agrega un comentario

MÁS NOTAS

Chica Fresh

NOTICIAS