Vigente plan contra crímenes en elecciones

El secretario de Gobernación, Alejandro Poiré, firmó el acuerdo de seguridad para las elecciones 2012, durante los trabajos de la XXXII Sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública realizado en Ciudad de México.

El secretario de Gobernación, Alejandro Poiré, firmó el acuerdo de seguridad para las elecciones 2012, durante los trabajos de la XXXII Sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública realizado en Ciudad de México.

Foto: JOSÉ PAZOS / NOTIMEX
PUBLICADO: EST Mar 1, 2012 12:01 am EST
México/EFE - El presidente de México, Felipe Calderón, y los gobernadores del país firmaron ayer un protocolo de seguridad para evitar que el crimen organizado interfiera en los comicios del 1 de julio próximo.

Durante una sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública en el Palacio Nacional, a la que asistieron consejeros del Instituto Federal Electoral (IFE), Calderón destacó la importancia de este protocolo para que los comicios se desarrollen en paz y orden.

Los objetivos son "generar las condiciones necesarias para que los ciudadanos puedan acudir a las urnas con toda tranquilidad", y brindar protección personal a los candidatos a puestos de elección popular y a las autoridades electorales que lo requieren, precisó.

La firma de este acuerdo de colaboración con los estados es una "muestra de unidad frente al enemigo común", el crimen organizado, que ha buscado "incidir en los procesos electorales", afirmó.

Calderón recordó el asesinato en 2010 del candidato a gobernador de Tamaulipas, Rodolfo Torre Cantú, la muerte en los últimos cinco años de 28 alcaldes en funciones a manos de criminales y las fuertes presiones que la delincuencia ha ejercido sobre aspirantes de todos los partidos.

México está sumido en una ola de violencia que ha cobrado la vida de más de 47.500 personas en acciones atribuidas al crimen organizado desde diciembre de 2006 a septiembre de 2011, de acuerdo con cifras oficiales.

"El Estado mexicano no cede ni debe ceder ante la amenaza de los criminales", aseguró el gobernante, quien en diciembre de 2006 lanzó una lucha frontal contra los cárteles de las drogas con la participación de miles de soldados.

El 1 de julio próximo los mexicanos acudirán a las urnas para elegir al sucesor de Calderón, así como a 500 diputados y 128 senadores, 925 alcaldes, seis gobernadores estatales, al jefe de Gobierno del Distrito Federal y 15 congresos locales.

En la sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública a la que además asistió el gabinete de seguridad, también se abordó el proceso de implementación del nuevo sistema penal acusatorio.

Calderón promulgó en 2008 una reforma constitucional para pasar a un sistema de justicia penal que respete la igualdad entre las partes (víctimas del delito e imputado), parta de principios como la presunción de inocencia, y que las pruebas se presenten frente a los tribunales y de cara al público.

El Consejo también analizó a detalle la evolución del delito del secuestro y los avances en materia de control de confianza de los cuerpos policiacos.

El jefe de Estado consideró "indispensable completar el proceso de depuración de los cuerpos policiales" en la fecha fijada, enero de 2013, y destacó la necesidad de "redoblar el paso", dado que la evaluación en las entidades apenas alcanza el 23 % del total.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

NOTICIAS