Luz verde a los cambios en decomisos de autos

La Comisión de Policía respaldó la propuesta de no confiscar por 30 días los coches de conductores sin licencia.

La política de incautación de coches está a debate.

La política de incautación de coches está a debate.

Foto: Archivo / La Opinión
PUBLICADO: EST Feb 28, 2012 4:04 pm EST

La Comisión de Policía de Los Ángeles respaldó hoy la propuesta de no confiscar por 30 días los coches de los conductores sin licencia en esta ciudad, luego que la Procuraduría Municipal concluyó que el plan es completamente legal.

Citando razones "humanitarias", por los miles de indocumentados que pagan 1,500 dólares cada vez que sus coches son enviados a los corralones -porque el gobierno de California les niega desde 1994 el privilegio de obtener una licencia de manejo-, el panel aprobó la iniciativa con una votación 4-1.

El jefe de la Policía, Charles Beck, recalcó al término de la reunión que el "siguiente paso" será abogar para que California otorgue licencias de conducir a las personas que carecen de un estatus migratorio. Desde la década de 1990, resaltó, la población indocumentada en el estado aumentó de 1.5 a 2.6 millones de personas.

Insistió en que su propuesta, que en unos días será discutida por el pleno del Concejo Municipal, no es una "recompensa", ni un "pase gratuito" para conducir sin licencia, ya que exige que una persona no haya cometido delitos, que su licencia no haya sido suspendida o revocada, que porte identificación apropiada y que muestre comprobantes de seguro y registro vehicular, para evitar que un agente ordene el decomiso de su coche.

"Creamos una clase segura de conductores", subrayó Beck. "[El plan] incrementa la responsabilidad para las personas que manejan en Los Ángeles", añadió.

Aunque la Procuraduría del condado (DA) opinó este lunes que la propuesta de Beck entra en conflicto con las leyes estatales y "podría incrementar el riesgo tanto en la seguridad, como en las arcas públicas", el jefe del LAPD comentó: "El D.A. no es mi procuraduría".

Con este respaldo la iniciativa ha dado un paso importante, aunque no definitivo. La siguiente parada será el Cabildo angelino, donde la esperan al menos dos fuertes detractores: el exjefe del LAPD, Bernard Parks, y el concejal y policía de reserva, Mitch Englander, quien ha sido acusado de tener lazos estrechos con la firma que cabildea en contra del plan de Beck.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

NOTICIAS