Tragedia en la escuela

Varios compañeros de clase colocaron fotos, flores y otros recuerdos en un altar.

Varios compañeros de clase colocaron fotos, flores y otros recuerdos en un altar.

PUBLICADO: EST Feb 27, 2012 12:01 am EST

Veladoras, notas de "descansa en paz", globos y otros recordatorios de Joanna Ramos, una niña de 11 años que murió el viernes horas después de una pelea con otra joven de su misma edad, no pudieron aliviar el estado de shock que venció a los amigos y padres de la estudiante de Long Beach.

"Me siento triste porque era mi mejor amiga", expresó Alexandria Martínez, de 12 años, ayer cerca del altar creado en los escalones al frente de la escuela primaria Willard Elementary School. "No voy a tener a nadie para sentarme al lado o con quien hablar".

Según explicó el Departamento de Policía de Long Beach (LBPD) en un comunicado, a las 5:50 de la tarde del viernes agentes acudieron al hospital después de ser notificados de que la familia de una niña de 11 años la había llevado a la sala de emergencia. Estaba inconsciente y no respiraba, pero no tenía señales visuales de trauma en su cuerpo.

Doctores la trataron y quedó en condición crítica hasta aproximadamente las 8:50 de la noche, cuando fue pronunciada muereta, según el comunicado policial.

Al investigar el incidente, se determinó que después de clases, dos chicas y siete espectadores caminaron a un callejón cercano a la escuela para una pelea preplaneada. Se cree que la lucha entre las chicas duró menos de un minuto, no implicó ningún arma, y que nadie cayó a la tierra, según LBPD.

Docenas de compañeros de clases de Joanna fueron ayer a los escalones de la escuela Willard para poner fotos y recuerdos de Joanna en el altar.

Alexandria, que también cursa el quinto grado, dijo que se enteró de la pelea el jueves y que las niñas y los espectadores caminaron al callejón frente de la escuela, ubicada en el 1055 Freeman Avenue, después de que acabaron las clases a las 2:15 de la tarde. Como muchos alumnos los seguían, se fueron un par de cuadras a otro callejón en la cuadra 3100 al este de la Calle 11. Ahí, dijo, empezó la pelea entre Joanna y la otra menor, que no ha sido identificada por las autoridades.

"Se quitaron los suéteres y se pusieron el pelo en chongo. Se prepararon con sus puños arriba, esperaban a que alguien dijera 'Go!'", relató Alexandria.

La otra niña golpeo a Joanna en el estomago, Joanna la golpeo en la barbilla. La niña pegó a Joanna en la nariz, y le sangraba, contó. "Luego la otra niña paró porque parecía que Joanna quería llorar. Pero Joanna dijo que, 'No, no voy a llorar', y empezaron otra vez a pelear. Y la otra niña la golpeo atrás de la cabeza".

Por fin, Alexandria y otros espectadores las separaron, y Joanna fue al programa de después de clases como siempre. Un compañero ahí, Jared Estrada, de 10 años y tambiéñ de quinto grado, dijo que Joanna "tenía morado en la izquierda de la cara, pero no tenía sangre".

Otra niña de 11 años cuya madre no quiso que fuera nombrada, señaló que la pelea surgió porque Joanna decidió pelear por parte de una amiga, quien había terminado una relación con un niño. El niño supuestamente entró en una relación con la niña que golpeo a Joanna.

La madre de Joanna, Cecilia Villanueva, en una entrevista por teléfono con La Opinión, dijo que la tragedia la sorprendió, porque su hija nunca habló de problemas con otros estudiantes. "Era una niña muy alegre, cariñosa, un poco rebelde como niñas de su edad, pero no le gustaba pelear", dijo.

Indicó que su sobrina recogió a Joanna del programa de después de clases y que ella se quejó de dolor de cabeza y vomitó al salir del coche. Al llegar a la casa de su sobrina, Villanueva, de 42 años, dijo que Joanna dijo, "Me siento mal".

"Le dije, '¿Qué pasa?' y dijo que 'Estoy cansada'. Se acostó en la puerta de la casa en el cemento, boca abajo. Dijo que, 'No quiero ir al doctor'".

Llegaron al St. Mary Medical Center pero no la pudieron salvar.

Villanueva pasó la tarde de ayer en el cementerio Hollywood Forever de Los Ángeles, haciendo arreglos para el sepelio de la niña, planeado para el sábado.

Joanna era la menor de dos hermanas y un hermano. Ni Villanueva ni su esposo tienen trabajo y ella dijo que necesitan ayuda para pagar los gastos del funeral.

Hasta ayer las autoridades no habían detenido a nadie, según la agente Nancy Pratt, portavoz de LBPD, quien dijo que se esperan los resultados de la autopsia por parte del Forense del Condado de Los Ángeles para determinar la causa de muerte.

"La investigación todavía está en curso", afirmó. "Vamos a presentar nuestro caso a la fiscalía para determinar si se presentarán cargos se presentarán".

Cualquier persona que tenga información sobre l investigación puede llamar a la división de homicidio al (562) 570-7244. Información anónima también puede darse a través de la web o texto visitando www.tipsoft.com.

"Es difícil ver a una niña chiquita de 11 años ser golpeada e ir a casa y no regresar", dijo el padre de Alexandria, Carlos Martínez, de 38 años. "Voy a hablar con el director de la escuela el lunes para asegurar que es seguro que mi hija este aquí".

De visita otra vez en el callejón, Alexandria, compañera de Joanna en la clase de coro, recordó que ella quería estar en la televisión y ser cantante.

"Cuando me gradúe, planeo cantar una canción para Joanna", expresó Alexandria, limpiándose las lagrimas. "La canción de Whitney Houston que va "I Will Always Love You" ("Siempre te amaré") .

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

Chica Fresh

NOTICIAS