Consorcio hispano lidera recuperación del barrio

Barrios enteros abandonados y expuestos a saqueos. Este es el triste balance, dejado la recesión a lo largo del país. Uno que un consorcio liderado por organizaciones hispanas, está tratando de revertir, como parte del Programa de Estabilización de Vecindarios (NSP), del gobierno.

Vecindarios abandonados y saqueos son el triste desenlace de la crisis pero existen grupos que buscan apoyar a los necesitados.

Vecindarios abandonados y saqueos son el triste desenlace de la crisis pero existen grupos que buscan apoyar a los necesitados.

Foto: Archivo
PUBLICADO: EST Feb 18, 2012 1:12 am EST
WASHINGTON, D.C.- Barrios enteros abandonados y expuestos a saqueos. Este es el triste balance, dejado la recesión a lo largo del país. Uno que un consorcio liderado por organizaciones hispanas, está tratando de revertir, como parte del Programa de Estabilización de Vecindarios (NSP), del gobierno. Fueron cerca de 137 millones de dólares, los que el grupo encabezado por Chicanos por la Causa y la Asociación Nacional para el Desarrollo de Bienes Latinos (NALCAB), recibieron en febrero de 2010. De ellos, ya han invertido más de 87 millones en ocho estados, entre ellos California. Con ese dinero han adquirido, restaurado y adaptado viviendas, para luego dar acceso a ellas, a comunidades minoritarias o de bajos ingresos. La meta para finales de 2013, es tener 940 unidades con dueños nuevos, 797 rentadas, 150 propiedades deterioradas demolidas y 183 pertenecientes a tierras reservadas, para desarrollo futuro. Hasta ahora, 59.2% de los nuevos ocupantes en las residencias adquiridas son latinos, 26.2% son caucásicos, 6.9% afroamericanos, 3.8% asiáticos y 3.8% no han reportado su raza. "El trabajo que se ha realizado, ha tenido un gran impacto en la comunidad hispana, que ha sido una de las más golpeadas con la crisis hipotecaria", explica Noel Poyo, director ejecutivo de NALCAB. "De esta forma, pueden acceder a viviendas a bajo costo y en buen estado. Por otro lado, el perfil de las comunidades en que hemos intervenido ha mejorado notablemente. Porque las casas abandonadas afectan a sus alrededores", asegura. Datos de NALCAB estiman que la inversión total en los ocho estados, ayudará a crear o mantener 1,500 trabajos. Al menos nueve de ellos, son parte de la compañía Reyes Construction en Los Ángeles, que ya ha terminado de restaurar 11 casas en el sector. "Las viviendas estaban en muy malas condiciones. Eran casas abandonadas por uno año o dos", cuenta. Básicamente su empresa realiza una reparación a fondo, cuyo propósito es entregar la propiedad al nuevo dueño, con la seguridad de que no tendrá que hacer reparaciones en cinco años. "Desafortunadamente cuando bajaron los precios de las casas, la mayoría de la gente ya no quería invertir en sus hogares. En la empresa tenía 4 personas incluyéndome, pero cuando la economía empezó a bajar, todo empeoró y a veces me tenía que quedar trabajando solo", explica. "Cuando comenzamos como parte de este programa volvimos a tener empleo, e incorporamos hasta 9 personas, en algunos casos", dice. NSP es Administrado por el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD). Este programa comenzó el 2008 y ya se encuentra en su tercera etapa. El objetivo es "estabilizar aquellas comunidades que han sufrido desde ejecuciones hasta abandono de viviendas". Esto, a través de la compra y redesarrollo de las casas, demolición de estructuras arruinadas, reurbanización de propiedades demolidas, entre otras vías. Las tres etapas del programa, NSP 1, 2 y 3 han distribuido cerca de siete mil millones de dólares a estados, condados y ciudades a lo largo de todo el país. Cada fase tiene recursos por 3.9 mil, 2 mil y mil millones de dólares, respectivamente. Los beneficiarios deben invertir el dinero en un máximo de 3 a 4 años, dependiendo de la etapa en que fueron asignados. NSP2 fue el único programa abierto, donde organizaciones sin fines de lucro compitieron por los fondos. "Un 67% de las comunidades con NSP, tienen precios de venta que han mejorado, en comparación con las comunidades similares sin estos fondos. Además, han disminuido en un 73% las tasas de vacancia. Hasta ahora, sabemos que el 16% del dinero que se ha usado en NSP 1 y 2 está beneficiando a comunidades latinas", explica Mercedes Márquez, Secretaria Adjunta de Desarrollo y Planeamiento Comunitario de HUD. "Todos los que están en NSP2 necesitaban haber invertido al menos un 50% del dinero. El consorcio de Chicanos por la Causa y NALCAB va muy bien. Se están haciendo líderes con su trabajo, no sólo entre grupos latinos, pero a nivel nacional en el marco de organizaciones no lucrativas en este tipo de trabajo", agrega. El grupo espera continuar adquiriendo y rehabilitando propiedades e insiste en que si el gobierno opta por transferir viviendas embargadas con descuentos significativos a beneficiarios de NSP, están bien posicionados para continuar el trabajo.
Agrega un comentario

MÁS NOTAS