Activistas se unen para exigir la reforma migratoria

Una coalición de organizaciones a favor de la reforma migratoria le pide al presidente Obama que cumpla su promesa

La nueva estrategia para lograr una reforma migratoria será incluir a políticos de ambos partidos.

La nueva estrategia para lograr una reforma migratoria será incluir a políticos de ambos partidos.

Foto: La OpiniónCiro Cesar
PUBLICADO: EST Nov 9, 2012 10:00 am EST

Los latinos le han dado una segunda oportunidad a Barack Obama para que su legado sea el de un presidente que protegió los derechos civiles de los inmigrantes y no el que más gente ha deportado en la historia, expuso ayer una coalición de organizaciones que prepara ya acciones específicas para retomar la lucha por la reforma migratoria.

"Esta vez el presidente debe cumplir su promesa... El tiempo para la reforma migratoria es ahora", dijo Angélica Salas, directora de CHIRLA, durante una conferencia de prensa que organizaron frente al City Hall de Los Ángeles.

Los activistas insistieron que el voto latino aseguró cuatro años más de hospedaje de Obama en la Casa Blanca, por lo que tiene una deuda pendiente con esta comunidad.

Para lograr una reforma migratoria, indicó Salas, que establezca una legalización para los 12 millones de indocumentados que se estima hay en el país, todas las organizaciones y la comunidad inmigrante deben trabajar en unidad.

"Hay que dejar de ser hipócritas", secundó la abogada de inmigración Jessica Domínguez, "de ir a la iglesia los domingos diciendo que queremos tanto a Dios cuando en realidad estamos criticando al inmigrante que nos está dando de comer y contribuyendo a la economía, es el momento de unirnos todas las minorías".

Salas aseguró que ya han tenido reuniones con miembros del gabinete de Obama y les han pedido acciones a favor de la reforma migtratoria.

"Este mes estaremos teniendo reuniones estatales con diferentes grupos para ir a Washington las primeras dos semanas de diciembre y tener una audiencia en la Casa Blanca", mencionó la directora de CHIRLA.

El acercamiento con senadores y congresistas republicanos, dijo Salas, será clave en la estrategia para lograr un cambio a las leyes de inmigración durante el 2013.

"En enero vamos a tener el documento o la iniciativa de ley ya escrita para la reforma migratoria, donde se incluya la legalización y unión familiar", señaló.

Las marchas serán parte de la estrategia, agregó, las cuales se estarían realizando en marzo y mayo.

Para obtener los votos necesarios y aprobar una ley, explicó que se requerirá convencer a por lo menos 18 miembros de la Cámara de Representantes y a 9 senadores.

"Yo pienso que después del golpazo que se les dio a los republicanos por parte de la comunidad latina, serían idiotas políticos si no nos apoyaran", arremetió Salas. "Hay una gran oportunidad para los republicanos de demostrar a los latinos que no siempre van a ser el partido antiinmigrante".

Ira Mehlman, portavoz nacional del grupo antiinmigrante FAIR (Federation for American Immigration Reform), reconoció que el voto latino le dio el triunfo al presidente Obama en estados clave, por lo que esperan que el mandatario impulse una reforma migratoria.

"Está claro que el Presidente va a buscar eso en su segunda administración, pero el interés público debe ser protegido y no creemos que quienes han violado la ley deben ser recompensados", señaló.

A decir de Mehlman, los inmigrantes están provocando un incremento acelerado de la población en el país, lo que provoca que los estadounidenses tengan salarios más bajos y menos servicios públicos.

"Lo que tenemos que hacer es alentar a que la mayoría de ellos, cuantos más sea posible, se regresen a casa y quienes no quieran, no darles trabajo ni servicios ni beneficios", mencionó.

A través de un comunicado, Dan Stein, presidente de esa agrupación antiinmigrante, dijo que la victoria de Obama gracias al voto latino no significa que el pueblo le haya dado la autoridad para que establezca una amnistía masiva a los "extranjeros ilegales".

Stein expuso que el Congreso deberá reafirmar su autoridad en cuanto a las leyes de inmigración y no permitir que el presidente Obama continúe aplicando su poder ejecutivo al respecto, como lo hizo con la Acción Diferidad para los estudiantes indocumentados.

Pablo Alvarado, coordinador de la Red Nacional de Jornaleros (NDLON), dijo que a pesar de que la Cámara de Representantes será mayoría republicana, el presidente Obama puede hacer cosas muy concretas, como detener las deportaciones, eliminar el programa de Comunidades Seguras, ayudar a que se apruebe el Trust Act en California y hasta despedir al jefe de ICE, John Morton.

Para María Elena Hincapie, directora del National Immigration Law Center (NILC), el 71% de los latinos y el 72% de los asiáticos, votaron en contra de las políticas racistas.

"Tenemos que asegurar que el legado del presidente Obama no sea el haber deportado al mayor número de inmigrantes, sino el haber cumplido su promesa de un camino a la ciudadanía", mencionó.

Por otro lado, durante una teleconferencia desde Washington, organizadores de la red nacional de jóvenes "soñadores" United We Dream, destacaron que parte de su estrategia será trabajar con funcionarios de ambos partidos para juntos crear un camino a la ciudadanía para los indocumentados.

"El Presidente, los demócratas y los republicanos deben unirse para crear un cambio en la política de inmigración", dijo Cristina Jiménez, directora administrativa de United We Dream.

En Washington, el líder de la bancada republicana en la cámara baja John Boehner expresó su disposición a que el próximo Congreso aborde el debate para una reforma legislativa que resuelva la situación de once millones de inmigrantes sin la debida documentación.

"Este tema ha rondado por demasiado tiempo", dijo Boehner durante una entrevista concedida al programa "World News" de la televisora ABC. "Un enfoque integral debió hacerse hace tiempo, y confío en que el presidente, yo mismo, y otros podemos hallar consenso para arreglar este problema de una vez por todas".

Las declaraciones de Boehner fueron emitidas después que el presidente Barack Obama resultara reelecto con un considerable respaldo de los hispanos y otras minorías y de que los republicanos iniciaron el análisis de su derrota.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

Chica Fresh

NOTICIAS

Close Ad