Una nueva cara para el Mercado Central de LA (fotos)

Hay temor de que desaparezca la raíz latina en ese histórico centro

El Grand Central de Los Ángeles es el corazón comercial de la comunidad latina.

El Grand Central de Los Ángeles es el corazón comercial de la comunidad latina.

Foto: La Opinión Ciro Cesar
PUBLICADO: EST Dec 28, 2012 11:00 am EST

Incertidumbre y molestia es lo que ha causado entre comerciantes y clientes la noticia de que el histórico Grand Central Market será remodelado.

Y es que los comerciantes se han enterado del cambio a través de rumores y no han sido informados oficialmente por parte de la administración.

"Ninguno de los encargados ha tenido el tiempo de venir a avisarnos", dijo don Tomás Martínez, propietario del popular puesto de antojitos mexicanos Tacos Tumbras a Tomás.

"Yo tengo aquí 17 años y todo el tiempo nos han avisado con anticipación de las cosas que se van a hacer y ahora desgraciadamente no nos han comentado nada", agregó.

En el Grand Central Market operan 43 comercios que ofertan frutas y verduras, carnes, pescados, ingredientes de la cocina latina y sobre todo tacos, tortas y burritos.

En 1917 el Grand Central Market se estableció en el edificio histórico Homer Laughlin que alberga también el Million Dollar Theater, en la manzana que limitan las calles Broadway, Hill, Tercerca y Cuarta.

En la década de 1990 el mercado fue remodelado para recuperar su diseño y carácter histórico, así como para eliminar la mugre acumulada durante años y restaurar murales y letreros originales.

Sin embargo, la actual remodelación que se planea, según confirmó al diario LA Times los consultores contratados por la propietaria del inmueble ha inquietado a los comerciantes del Grand Central Market, ya que muchos de ellos podrían ser desalojados.

Los comerciantes consultados por La Opinión indicaron que este mes se vence el arrendamiento para la mayoría de los locatarios y que la administración les ha indicado que no renovarán contratos y que tendrán que pagar renta mes a mes.

En noviembre la propietaria del Grand Central Market, Adele Yellin, sustituyó a Filomena Eriman, quien por 43 años había sido la administradora del mercado.

En su lugar quedó Matthew Nolan, quien aseguró no tener información relacionada con la remodelación y que sería hasta enero cuando estaría en condiciones de ofrecer detalles.

Por lo publicado en el LA Times y por lo que se han enterado los comerciantes, la remodelación le cambiaría el rostro de mercado tradicional latino al Grand Central Market para convertirlo en un moderno espacio para restaurantes de comida rápida al estilo americano de "food court".

"Yo sólo he escuchado rumores, no nos han dicho nada oficial", dijo un comerciante que pidió el anonimato por miedo a represalias de la administración. "Lo que sí es que ya no están dando arrendamiento a largo plazo, ahora empezando el año habrá que pagar mes por mes".

Lo que también temen los comerciantes es que se disparen las rentas de los puestos una vez que se haga la remodelación y que eso los obligue a irse, como ya lo han hecho la panadería y tortillería La Adelita y productos latinos Del Rey.

La renta de espacio en el Grand Central Market es de 5 dólares el pie cuadrado, por lo que un local promedio, de 500 pies cuadrados, tiene que pagar 2,500 dólares al mes.

La mayoría de la clientela de este popular mercado es de origen latino, aunque también hay muchos asiáticos por la cercanía con Chinatown.

María Rodríguez ha sido clienta de este mercado desde que emigró de su natal Zacatecas, en México, hace más de 40 años.

"Aquí compraba las frutas y verduras, pero ya han quitado muchos de esos puestos, ahora ya hay más restaurantes", comentó mientras almorzaba una gordita de carnitas.

"Ahora ya nada más vengo a probar la comida y por el jitomate, por aquí es más barato que en la 'marketa'", dijo.

Doña María consideró que un cambio en el concepto del mercado terminaría con un sitio tradicional de comida mexicana y productos latinos.

Sonia Hernández es otra de las consumidoras habituales del Grand Central Market que no está de acuerdo en una remodelación que le cambie la esencia al mercado.

"Porque aquí uno encuentra productos que no hay en Vons o en Food4Less, ingredientes para la cocina latina, o cosas que están más baratas, como el aguacate o los nopales", mencionó.

A decir de Rocío López, propietaria de Chiles Secos, la recesión ha obligado a varios comerciantes a cerrar sus locales y si aumentan la renta muchos más se verán forzados a retirarse.

"Sería una tristeza si eso pasa", dijo la señora López.

"Sería una injusticia", agregó el taquero Tomás Martínez. "Vamos a ver qué cartas en el asunto tomamos, porque no es justo que tanto tiempo aquí y nomás lleguen así queriendo hacer cambios".

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

Chica Fresh

NOTICIAS

Close Ad