Temor a otra larga espera

César de León, de Guatemala, dice que últimamente las cosas se han puesto más complicadas para la nueva generación de inmigrantes. Jorge Morales Almada/La Opinion

César de León, de Guatemala, dice que últimamente las cosas se han puesto más complicadas para la nueva generación de inmigrantes. Jorge Morales Almada/La Opinion

PUBLICADO: EST Jan 29, 2013 12:30 am EST
El plan de reforma migratoria que presentaron ayer un grupo de senadores y que el presidente Barack Obama estaría respaldando hoy en Las Vegas con su propia propuesta, fue recibido con agrado por la comunidad angelina, aunque entre los analistas preocupa que la espera para obtener la ciudadanía sea tan larga como 25 años.

"Creo que el anuncio es un buen inicio, lo más importante es que tenemos un camino a la ciudadanía, que los saca de las sombras, es algo que no habíamos visto en los últimos años, pero lo malo es que la gente tendría que esperar un período extremadamente largo para la ciudadanía", dijo Jody Agius Vallejo, acádemica experta en inmigración de la Universidad del Sur de California (USC).

El plan que presente este día el presidente Obama, consideró Vallejo, deberá incluir una ruta a la ciudadanía que sea rápida, ya que eso beneficiaría económica y socialmente al país al aumentar la base de impuestos.

Para Jorge Mario Cabrera, portavoz de CHIRLA, la propuesta de los senadores advierte que primero es necesario asegurar la frontera y establecer un sistema de verificación de entrada y salida a aquellos que tienen visa. "Hasta entonces se establecería un programa de legalización que permitiría que muchos de los inmigrantes que están indocumentados puedan legalizar su estado temporalmente, estamos hablando hasta de 25 años de espera", comentó.

Sin embargo, consideró Cabrera, es la primera vez que se está hablando de legalización y no de deportación. "Mientras se llega a un acuerdo en el Congreso, nosotros estamos pidiendo que haya una moratoria en las deportaciones", agregó.

Guadalupe Colín llegó hace 22 años procedente de la Ciudad de México y desde entonces ha vivido en ese grupo social marginado de los indocumentados.

"Es lo que hemos estado esperando por mucho tiempo, no es la primera vez que se dice, pero por una cosa u otra no se da, pienso que ahora sí se va a dar, porque si no, seguiremos en la oscuridad", mencionó.

"Eso es muy bueno, porque mucha gente necesita eso y por eso es urgente que lo haga, primero Dios es lo que esperamos, yo tengo familia sin papeles y eso les ayudaría", comentó doña Martha Martínez, salvadoreña de 84 años de edad.

César De León, originario de Guatemala, dijo que es algo que se ha buscado desde hace mucho tiempo con las múltiples marchas que se han hecho. "Al fín se ha logrado un poco, esperamos que sea en serio, porque las promesas se las lleva el viento..., yo conseguí mis papeles con la amnistía del 86, pero últimamente se ha puesto más complicado para la nueva generación de inmigrantes", mencionó.

Soledad Recinos, de Honduras, consideró que a pesar del anuncio los republicanos no le permitirán al presidente en avanzar con esa reforma.

"No quieren que haya legalización de millones, porque no hay trabajo para los que tienen papeles aquí, mucho menos para los indocumentados", dijo Recinos.

"En mi familia ya tenemos papeles, pero pobre gente, todos pasamos por lo mismo, tanto que lo han pedido, primero Dios que salga",    dijo Rosa Flamenco.

Regino Alonso cree que en este segundo término de Obama sí se puede dar la reforma migratoria porque el país ya está mejorando económicamente.

"Pienso que ahora sí va en serio, porque hace cuatro años el país estaba muy quebrado y ahora sí se va a enfocar", comentó. "Hay mucha gente que necesita sus papeles y que bueno que el presidente se está enfocando en ese programa de darle papeles a todos los paisanos".

 
 
 
Agrega un comentario

MÁS NOTAS

NOTICIAS