TU TECNOLOGÍA: Prepárate para no ser víctima de la extorsión cibernética

Por: Ariel Coro

PUBLICADO: Dec, 16, 2012 12:00 am EST


Mantener tu computadora segura parece seguir siendo una tarea difícil. En los últimos años hemos escuchado todo tipo de historias relacionadas con los virus, ataques informáticos, robos de identidad y mucho más. Pero una metodología bastante nueva se está haciendo popular: la extorsión cibernética.
Déjame explicarte.
Los programas maliciosos que se pueden instalar en una computadora que no está adecuadamente protegida son prácticamente de una variedad infinita y sirven muchos propósitos, pero pocos interactúan con el usuario tomando la computadora de rehén. Los programas de extorsión cibernética se instalan a través de sitios Web que visitas y para que tu computadora contraiga dicha infección no tienes que visitar un sitio de piratas o de contenido inadecuado ya que los bandidos están infectando sitios comunes y corrientes para que se distribuyan y se instalen todos estos programas de manera automática.
¿Cómo funciona esto?
Estás visitando un sitio "X" en Internet o sencillamente entras a un sitio que fue atacado e infectado. Este sitio tratará de instalar el código malicioso automáticamente si tu computadora no está protegida. Después de que el código es instalado tu computadora se congela y sale en la pantalla una advertencia que parece ser de una entidad seria como una agencia gubernamental. Estas advertencias están diseñadas para asustar e intimidar a los usuarios y son increíblemente creativas. Hay de todas variedades pero entre las más populares está utilizar la Agencia de Investigación Federal (FBI) y amenazar que se está violando la ley federal de Estados Unidos; además da detalles como localización de la computadora y hasta acusa a la personas de haber visitado sitios ilegales y hasta de pornografía de menores.
¿Qué hacer?
Por supuesto, después de esta advertencia, este aviso instruye a los usuarios a pagarle una "multa" a las autoridades, como por ejemplo el Departamento de Justicia, y proveen sistemas de pago que son difíciles que las autoridades rastreen, como sistemas de transferencia de dinero o tarjetas prepagadas. Por supuesto, si decides pagar, no solo perderás tu dinero sino que además este programa espía se queda residiendo silenciosamente en tu computadora a ver qué otra información te puede robar, como números de tarjetas de crédito, acceso a tus cuentas en línea o tu cuenta de banco.
¿Cuál es la lección que podemos sustraer?
Tu computadora necesita estar al día con los últimos parches del sistema operativo. Esto es importante porque estas actualizaciones muchas veces arreglan las vulnerabilidades que permiten que los malhechores instalen estos programas sin tu consentimiento.
Necesitas tener un programa antivirus y antiespía al día. Hay programas gratis que puedes instalar y que son tan buenos como los pagados pero, si no estás al día, no te pueden proteger.
Por último, usa el sentido común. Por lo general ninguna de estas amenazas a través de la computadora son reales. Están diseñadas para asustarte e intimidarte, y no te preocupes que si el Gobierno federal quiere algo contigo: ellos no tendrían ningún inconveniente en tocarte a la puerta.