Sigue el acoso contra estudiantes LGBT

Estudio: cada año 200,000 estudiantes son acosados debido a su orientación sexual

Calen Valencia y Emily Coffin,  estudiantes LGBT.

Calen Valencia y Emily Coffin, estudiantes LGBT.

Foto: A.Martínez/La Opinion
PUBLICADO: EST Aug 10, 2012 12:10 am EST

SACRAMENTO.- "No me siento suficientemente segura, ni bienvenida. Me siento sola y sin recursos para defenderme", confesó Calen Valencia, estudiante de secundaria que ha sido víctima de abuso físico y verbal desde que hizo pública su identificación sexual.

"Tuve que cambiarme de escuela pero esto siguió, y los maestros nunca hicieron nada para evitarlo. Al punto que me vi envuelta en una pelea cuando me defendí luego de que me empujaron contra la pared en el baño. Terminé siendo injustamente disciplinado", contó el estudiante de la secundaria Tulare en la ciudad que lleva el mismo nombre de la escuela en el Valle Central.

"Pienso que los maestros deben implementar cambios para que los estudiantes de la comunidad LGBT (gay, lésbica, bisexual y transgénero) nos sintamos en un ambiente de seguridad", opinó.

El caso de Calen Valencia no es un hecho aislado. De acuerdo al Sondeo de Salud de los Niños de California, cada año 200,000 estudiantes son acosados debido a su orientación sexual. Y eso que en California entre 2003 y 2011 se consiguieron cinco leyes para proteger la seguridad de los estudiantes LGBT en las escuelas.

Justo a causa de los continuos reportes de acoso, los asambleístas demócratas, Ricardo Lara de Bell Gardens y Betsy Butler de Los Ángeles solicitaron y consiguieron que el Comité Conjunto Legislativo de Auditorías (JLAC) aprobara una auditoría para averiguar qué sucede con la implementación y cumplimiento de las leyes no discriminatorias en las escuelas públicas de California.

"No sabemos si no se cumple con las leyes, o si sólo se hace a medias. Queremos ver si están fallando las escuelas, o si son los maestros que no siguen los reglamentos. Así que esperamos que la auditoría nos arroje recomendaciones sólidas para mejorar", dijo el asambleísta Lara.

Observó que es devastador para un niño sentirse inseguro en un medio ambiente donde se supone deben sentirse protegidos.

Lara y Butler tomaron en cuenta para solicitar la auditoría varios casos de abuso de alto perfil. Entre ellos el tiroteo de un niño de 15 años, Lawrence King manos de un compañero de la secundaria E.O. Green Junior en Oxnard, California.

El hostigamiento a los estudiantes usualmente se traduce en consecuencias negativas incluyendo un pobre desempeño académico, depresión, suicidio y abuso de sustancias.

Además Seth Walsk de 13 años de Tehachapi, California se suicidó después de haber sido hostigado en la escuela de manera repetitiva tras haber hecho público que era gay.

En ambos casos surgieron dudas sobre si las escuelas tomaron los pasos apropiados para proteger a los estudiantes.

"La mayoría de las veces, los administradores ignoran las leyes y no las hacen cumplir para asegurar un ambiente de aprendizaje seguro para los estudiantes LGBT", comentó Carolyn Laub, directora de la Red de la Alianza Gay-Heterosexuales.

A nombre de la Asociación de Administradores de Escuelas de California, Salvador Villaseñor, cabildero de este organismo, dijo que los planteles educativos en el estado no tienen los recursos y personas que tenían hace unos años. "No es una excusa porque lo más importante es la seguridad y estamos haciendo todo lo posible porque los alumnos se sientan seguros", observó.

Dijo que confiaba en que la auditoría revelará a dónde se presentan exactamente los incidentes de acoso.

Emily Coffin, otra estudiante quien también fue víctima de acoso en su escuela en Santa Clarita comentó que cuando trató de presentar una queja, tristemente se dio cuenta que ni siquiera el subdirector entendió cuál era el procedimiento apropiado. "Sin esta auditoría los administradores continuarán poniendo en riesgo a los jovenes al no cumplir con las leyes que los legisladores han considerado necesarias para la seguridad de las escuelas", comentó.

Se espera que la auditoría esté lista en nueve meses.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

NOTICIAS