Senador de EEUU admite haber conducido ebrio

El republicano de Idaho, Michael Crapo, pagó una multa de $250 y no podrá conducir durante 12 meses

Michael Crapo se declaró culpable por el delito menor durante una breve audiencia en la Corte de Distrito de Alexandria.

Michael Crapo se declaró culpable por el delito menor durante una breve audiencia en la Corte de Distrito de Alexandria.

Foto: AP
PUBLICADO: EST Jan 4, 2013 5:42 pm EST

ALEXANDRIA, Virginia - El senador estadounidense Michael Crapo se declaró culpable hoy de un cargo de conducir un vehículo en estado de ebriedad y luego pidió disculpas por sus acciones y perdón a sus electores.

El republicano de Idaho no dijo más durante una breve audiencia en la Corte de Distrito de Alexandria, donde se declaró culpable por el delito menor, se le impuso una multa de $250 y se le ordenó someterse a un programa de seguridad sobre consumo de alcohol. También aceptó la suspensión de su licencia de conducir durante 12 meses. La sentencia es común para quienes cometen ese delito por primera vez en Virginia.

Pero fuera de la corte y en una subsecuente conferencia de prensa en su estado natal, Crapo se disculpó y dijo que había estado consumiendo bebidas alcohólicas varias noches a la semana, una violación a los fundamentos de su fe mormona.

Crapo dijo haber probado alcohol por primera vez aproximadamente hace un año, si bien no pudo recordar los detalles. Fue un intento engañoso de mitigar el estrés, dijo, y siempre mantuvo oculto su consumo de alcohol, bebiendo solo en su apartamento en Washington. La noche de su arresto era la primera vez que conducía en estado de ebriedad, afirmó.

"De antemano había estado pensando que esto tenía que terminar", dijo Crapo. "Creo de todo corazón que ya había reconocido que iba por mal camino y necesitaba encontrar un nuevo camino a seguir".

Crapo indicó que bebió "varios, probablemente dos o tres " vodka tonics en su hogar en Washington la noche del 22 de diciembre cuando se sintió impaciente, no podía conciliar el sueño y decidió salir de casa. No fue sino hasta que había conducido aproximadamente durante 30 minutos cuando se dio cuenta de que no estaba en condiciones para manejar y empezó su regreso a casa, dijo. No obedeció la luz roja de un semáforo y un agente le ordenó detener su marcha en Alexandria, un suburbio de Washington, en las primeras horas del 23 de diciembre.

 

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

NOTICIAS