Latinos temen a vacunarse

Alrededor del 40% de los latinos adultos no se vacunan contra las enfermedades más comunes.

Lorena Martínez espera junto a sus hijos en el  St. John's Well Child and Family Center en el Sur de Los Ángeles.

Lorena Martínez espera junto a sus hijos en el St. John's Well Child and Family Center en el Sur de Los Ángeles.

Foto: La Opinión/Aurelia Ventura
PUBLICADO: EST Jan 30, 2013 3:00 am EST

Las tasas de vacunación entre los adultos en Estados Unidos son muy bajas, especialmente entre los hispanos, dijeron ayer las autoridades de salud federal.

Alrededor del 40% de los latinos adultos no se vacunan, incluyendo las mujeres embarazadas, quienes ponen en peligro el bienestar y hasta la vida de sus recién nacidos, aseguran los expertos.

La doctora Carolyn Bridges, directora asociada del programa de Inmunización de Adultos de los Centros de Control de Enfermedades y Prevención (CDC), dijo que aunque aún no se han estudiado a fondo los causas, cree que es un problema multifactorial que incluye la falta de acceso a servicios médicos, así como la actitud hacia los posibles efectos secundarios de las vacunas.

"La cobertura (de vacunación) entre los hispanos es baja. Esta es un área que nos preocupa mucho… ha habido muchos esfuerzos para llegar a la comunidad hispana para incrementar el conocimiento sobre las vacunas", dijo la doctora Bridges.

Esta experta agregó que el CDC hará más investigaciones para entender las razones que impiden que los latinos y otros grupos raciales se vacunen.

Para Lorena Martínez, madre de Marcos, un recién nacido, y de David, de un año y medio de edad, y quien recibe atención primaria en una clínica comunitaria en el sur centro de Los Ángeles, las vacunas no es un tema de conversación con sus médicos.

Lorena sólo ha recibido la vacuna en contra de la influenza y aunque después de tener a su primer hijo le dijeron en el hospital que le iban a poner otra vacuna, ella asegura que no lo hicieron.

"Yo no tengo nada en contra de las vacunas, si el doctor me dice que necesito otras vacunas, pues para mí está bien, pero yo no sé cuando hay que ponermela, como se llaman o para qué son", dijo Martínez, quien levanta ambos hombros constantemente cuando habla de las inoculaciones.

Ella vacuna a sus hijos porque tiene una tarjeta a donde están anotadas las vacunas que necesita, pero para ella no hay tarjeta.

La doctora Bridges está consciente de que el calendario de vacunación para adultos es más complicado, por esto los CDC piden a las personas que acudan a sus proveedores para preguntar sobre el tipo de vacunas que el gobierno federal recomienda.

"Queremos pedirle a los proveedores de salud que revisen rutinariamente las necesidad de vacunación de sus pacientes", agregó Bridges.

El doctor Héctor Castillo, especialista en medicina familiar del Hospital White Memorial en Boyle Heights, dijo que en su práctica las personas que optan por no vacunarse lo hacen por temor a los químicos de las vacunas y al temor de enfermarse por ponérsela.

"Si hay alguien a quien le toca la vacuna del tétano, si la ofrezco, la mayoría de los pacientes la reciben, pero hay algunos que la rechazan por temor. El temor a veces es inexplicable. Aún explicándoles dicen que no", señaló Castillo.

En el caso de las mujeres embarazadas, Castillo dice que en la mayoría de los casos ellas aceptan ser vacunadas en contra de la influenza y Tdap (Tétano, difteria y tos ferina) porque quieren lo mejor para sus bebés.

"El concejo principal que doy a mis pacientes es que tienen que medir el riesgo que están tomando", dijo el doctor Castillo, explicando que las personas con enfermedades crónicas o los fumadores tienen un riesgo mayor de sufrir complicaciones al enfermarse.

Los datos estadísticos de los CDC indican que sólo un 20% de los adultos menores de 65 años de edad han recibido la vacuna en contra de la enfermedad neumócocica y sólo un 16% se han vacunado en contra del herpes.

La vacuna en contra del virus de papiloma humano (HPV) sólo ha sido recibida por un 30% de las mujeres entre 19 a 26 años de edad y un 2.1% en hombres de la misma edad.

Las autoridades de salud concluyen que se necesita una amplia campaña de educación pública para los pacientes y los proveedores.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

Chica Fresh

NOTICIAS

Close Ad