No a la medida A

L.A. debe buscar otras opciones en vez de elevar impuestos regresivos

PUBLICADO: EST Feb 21, 2013 12:01 am EST
Las autoridades municipales necesitan maneras más creativas para solucionar el déficit de presupuesto que un aumento de impuestos a la venta de bienes y servicios. La Medida A no es el camino para ello.

Esta medida elevará el impuesto de 9 %—recién incrementado por la Proposición 30— a 9.5%. Este porcentaje colocaría a Los Ángeles en el tercer puesto entre las ciudades con el impuesto a las ventas más elevado del país.

El propósito, y la urgencia de la Medida A es para cubrir un déficit de 216 millones de dólares en el presupuesto local. En este caso es difícil comprender por qué los autores de esta propuesta en el gobierno municipal no hicieron que el aumento fuera temporal, tal como la Proposición 30, de manera que ayude a solucionar la emergencia y permita al nuevo alcalde y los concejales, hacer frente a los costos de una manera más eficiente. Eso habría ayudado a las posibilidades de éxito de la medida.

Sin embargo, la Medida A impone de manera permanente el aumento de un impuesto regresivo que perjudica a los sectores de ingresos más bajos, como los latinos. Ello son los que van pagar en este impuesto un porcentaje más alto de sus ingresos.

Por otra parte, creemos que el rechazo a la medida no pone de inmediato en peligro la seguridad pública. Los efectos se sentirán paulatinamente dando a las autoridades municipales recién electas, y las que continúan, la posibilidad de lograr ahorros reales dentro de la ciudad.

Finalmente, el aumento de impuestos atraerá dinero a las arcas municipales pero desalienta el comercio en Los Ángeles cuando se puede comprar el mismo producto en una ciudad vecina a un precio menor porque el impuesto a la venta es más bajo.

Otro aumento de impuestos a la venta no es la solución. No se puede sacrificar siempre el bolsillo de los contribuyentes. Vote No en la Medida A.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

NOTICIAS