10,000 policías protegen a Los Ángeles

La cifra cumple una promesas de campaña de Villaraigosa

Menos crímenes violentos se registran en Los Ángeles.

Menos crímenes violentos se registran en Los Ángeles.

Foto: Ciro Cesar / La Opinión
PUBLICADO: EST Jan 8, 2013 10:30 am EST

Los ahora 10 mil 23 policías que protegen Los Ángeles son la principal razón de que, entre las metrópolis más pobladas del país, esta ciudad tenga menos crímenes violentos per cápita y que ostente un índice delictivo en descenso por 10 años consecutivos, afirmaron ayer las autoridades.

Por primera vez en su historia el Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) tiene más de 10 mil agentes en sus filas, una vieja promesa de campaña que, pese a las críticas y el déficit fiscal, el alcalde Antonio Villaraigosa cumplió en el ocaso de su administración.

Esto se logró al colocar 220 policías del Departamento de Servicios Generales (DGS), encargado de vigilar las instalaciones del municipio, bajo el mando del LAPD, un polémico plan que se aprobó el año pasado. El anuncio coincide con a la publicación de las estadísticas criminales de la ciudad respecto a 2012, que muestran que hubo 298 homicidios el año pasado (39% menos que en 2005) y que bajó 34% el robo de propiedad, 26% las violaciones y 46% los asaltos agravados comparado con las cifras de ese mismo período.

Asimismo los asesinatos relacionados con pandillas se redujeron un 12% en referencia a 2011.

"Algunos piensan que 10 mil policías es una ilusión mágica, argumentando que más agentes no necesariamente significa una reducción del crimen, pero esos críticos están equivocados. Las ciudades de California que han detenido la contratación o han reducido la cantidad de policías han visto un aumento de los delitos", dijo el alcalde Antonio Villaraigosa.

Dos de los críticos a los que se refiere Villaraigosa son los concejales Paul Koretz y Bill Rosendahl, que han catalogado su objetivo como "un mágico número de nada" y una locura fiscal, si mantener esa cifra conduce al despido de empleados civiles y a que policías terminen como oficinistas.

Para sustentar la teoría de que más uniformados equivalen a menos delitos, la Policía distribuyó gráficas que exponen que conforme ha crecido la corporación han caído los tiroteos y sus víctimas.

"La aplicación de los recursos tienen un gran impacto en los crímenes violentos y los relacionados con pandillas en esta ciudad, no sólo lo decimos nosotros, sino los académicos", indicó el jefe del LAPD, Charles Beck.

"Si no tenemos una ciudad segura, no podremos atraer negocios. Es imperativo mantener la cantidad de agentes", agregó.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

Chica Fresh

NOTICIAS

Close Ad