Scorecard

Finanzas siempre en orden

Aprende cómo tener finanzas sanas. Hay que tener metas a corto, mediano y largo plazo para evitar que el dinero se escape de las manos con gastos innecesarios.

Es importante hacer un presupuesto anual con la finalidad de no olvidar esos gastos que se hacen una vez al año.

Es importante hacer un presupuesto anual con la finalidad de no olvidar esos gastos que se hacen una vez al año.

Foto: Archivo
PUBLICADO: EST Feb 15, 2013 12:01 am EST

Si uno de tus propósitos para este año es manejar mejor tus finanzas, es mejor que empieces de una vez a hacer cuentas y cheques de qué manera cambiar tus hábitos de compra.

Verónica Porte, directora del programa Saber Cuenta, de Banamex, recomienda que es necesario crear un presupuesto para que el dinero no se vaya como agua.

"Una herramienta fundamental es la elaboración de un presupuesto, esto es algo tan sencillo como plasmar lo que estamos ingresando a la familia y cuáles son los gastos que se están generando, el presupuesto va a servir para registrar estos egresos, pero al mismo tiempo para identificar donde estamos teniendo fugas", comenta Porte.

Es importante hacer un presupuesto anual con la finalidad de no olvidar esos gastos que se hacen una vez al año, como el predial.

"Si los consideramos en una planeación anual vamos a estar preparados y habremos ahorrado en recursos suficientes para el pago, pero si no los incluimos, éstos se vuelven imprevistos, por tanto hay que diferenciar cuáles son imprevistos y cuáles falta de planeación", asegura la experta.

Otra recomendación que puedes seguir para que el dinero no se te escape de las manos es ponerte metas a corto, medio y hasta largo plazo, tanto si vives solo, como si tienes pareja e hijos, esto ayudará a manejar mejor el dinero que te llega cada quincena.

"Para quienes viven con una pareja o tienen una familia es importante involucrar a todos los miembros de la familia en todo el proceso, desde la planeación, hasta lo que va a ser el seguimiento que vayan a tener de sus finanzas y que de esta forma todos puedan contribuir al logro de las metas", destaca.

Esas metas pueden ser desde comprarte un par de zapatos, un coche o planear las próximas vacaciones, éstas te ayudarán a no caer en practicar consumistas.

"Cuando establecen metas claras de corto y largo plazo, en ese momento hay un sentido que se replantee el consumo en el día a día, porque hay un objetivo de lograr algo y cuando hay esa claridad y una meta, eso facilita que el consumo pueda ser mucho mejor", finalizó Porte.

Para una mejor vida

Checa qué tipo de metas puedes perseguir para tener unas finanzas saludables:

  • Corto plazo (menos de un año): Reparaciones en el hogar, cambio de muebles, vacaciones anuales.
  • Mediado plazo (dos a cinco años): Comprar una casa o un nuevo coche.
  • Largo plazo (más de cinco años): Prepara el fondo para tu retiro.
Agrega un comentario

MÁS NOTAS

NOTICIAS