Local regala música en vez de vender marihuana

Un dispensario del Surcentro se convierte en un sitio de 'karaoke' para la comunidad

Joshua's Music Instruments que hoy ocupa un local que antes era un dispensario de marihuana.

Joshua's Music Instruments que hoy ocupa un local que antes era un dispensario de marihuana.

Foto: J. Emilio Flores
PUBLICADO: EST May 11, 2014 3:00 am EST

Para bailar "La Bamba" en el Surcentro de Los Ángeles, se necesita una guitarra, un local, y un grupo de amigos que tengan un poco de gracia para cantarle al karaoke.

Cerca de la esquina de la calle Broadway y la Avenida Vernon, un grupo de adultos y niños con guitarras, tambores y panderetas, imitan a Roberto Carlos: "Tu eres mi hermano del alma, realmente el amigo..."

El grupo incluye a latinos y afroamericanos unidos por guitarras y el afán de cambiar la imagen de un área caracterizada por crimen, grafiti y tensión racial. "Pues el motivo de este esfuerzo es que mi familia y mis amigos ya no queremos quejarnos; era hora de hacer un cambio positivo y mandar un mensaje a nuestra comunidad", asegura Josué Montalvo, el joven dueño del negocio Joshua's Music Instruments, que hoy ocupa un local en el que antes funcionaba un dispensario de marihuana.

La gigantesca hoja verde con la que se anunciaba el negocio de marihuana sobre la calle Broadway, hoy ha sido reemplazada por docenas de guitarras de todos los colores, tambores y panderetas.

"Queremos llamar la atención de toda la gente positiva, niños más que nada, que quieran superarse y que vean algo bonito; en esta área no hay ninguna tienda de música; hay puras ventas de marihuana, licorerías y moteles" comenta el empresario, quien también tiene una pequeña banda musical. Posters con su fotografía abrazando una guitarra adornan las paredes del negocio.

El esfuerzo de traer una tienda de música a esta comunidad ha llamado la atención de algunos vecinos afroamericanos del área, que han decidido donar su tiempo como voluntarios y dar clases de guitarra a los niños que estén interesados en aprender.

Según el concejal del Distrito 9, Curren Price, este tipo de negocios ayudarán a transformar esta comunidad. "El sur de Los Ángeles ha sido el hogar de músicos y artistas de la época de Jazz en los años 1920 pero desafortunadamente estos negocios se han ido a otras partes de la ciudad," dijo Price en un comunicado enviado a La Opinión. "Nuestros hijos se merecen tener también este tipo de negocios que los expongan a la música y el arte."

Durante algunas tardes, esta tienda se transforma en un salón de karaoke gratis, y en medio de una de las aceras de la avenida Broadway, cualquier transeúnte puede 'rasgar' una guitarra o entonar una melodía popular.

"La música es amor, es algo positivo, cuando estás cantando se te olvidan todos los problemas, te metes a otra dimensión; no importa si no saben cantar, aquí son bienvenidos todos", dijo Joshua, acompañado de varios transeúntes que se animaron a tocar guitarras, tambores y panderetas en este paraíso musical .

Agrega un comentario

MÁS NOTAS