Justin Bieber revela su lado violento a fotógrafo en Londres

Tras el enfrentamiento el juvenil cantante vuelve a disculparse, lo que parece haberse convertido en una costumbre

Justin Bieber parece haber perdido el rumbo, a juzgar por los incidentes en los cuales se ha visto involucrado recientemente.

Justin Bieber parece haber perdido el rumbo, a juzgar por los incidentes en los cuales se ha visto involucrado recientemente.

Foto: Archivo
PUBLICADO: EST Mar 8, 2013 1:17 pm EST

Si no está escribiendo un mega hit musical sobre las 1,000 maneras de pedir perdón, entonces llegó la hora de que el juvenil cantante canadiense Justin Bieber reciba ayuda profesional.

En los últimos meses se ha tenido que disculpar públicamente por publicar una foto de su trasero al desnudo, por aparecer en otra foto fumando marihuana, por vomitar en el escenario mientras ofrecía un concierto en Arizona, por comenzar tarde un concierto en Londres, por formar parte de una confrontación en un club el día de su cumpleaños, etc… Cualquiera podría pensar que va por el mismo camino que estuvo Britney Spears y del que no ha podido salir Lindsay Lohan.

Su más reciente disculpa fue publicada hace unas horas, luego de que anoche se enfrentara verbalmente e intentara agredir a un paparazzi.

De acuerdo con ShowBiz, el cantante canadiense -quien fue hospitalizado anoche tras haberse sentido indispuesto durante su concierto en Londres- arremetió contra los reporteros que se apostaban a las puertas de su hotel.

Según parece, la joven estrella salió del edificio y se introdujo en un vehículo que le esperaba, pero momentos después se dirigió a uno de los paparazzi, a quien había escuchado haciendo comentarios despectivos. "¿Qué has dicho? ¿Qué co** has dicho?", le gritó Bieber.

El fotógrafo, que había dicho: "Que te den, vete a Estados Unidos" y "Pu** niñato", respondió: "Has oído lo que he dicho. Has oído lo que he dicho, amigo".

"Te voy a cerrar la boca", respondió Bieber. Al tiempo que lanzaba un puñetazo al fotógrafo, aunque fue contenido por sus propios miembros de seguridad, que le metieron de nuevo en el coche.

Algo después el ídolo juvenil culpó a la "dura semana" que había tenido por su comportamiento.

"Ahhhhhh! Dura mañana. Trataba de recuperarme para el concierto de esta noche pero los paparazzi me han enfadado. A veces cuando la gente no deja de fotografiarte y te insulta… bueno, soy humano. Dura semana. La próxima vez no voy a dejar que me enfaden. Me voy a concentrar en el concierto de esta noche. Tengo la adrenalina a tope y la voy a poner en el escenario. La única manera de que acaben contigo es si tú les dejas", escribió el cantante en una serie de tuits.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

NOTICIAS